En Barcelona

Analizamos el menú final de temporada de Nandú Jubany en Petit Comité

Jubany enraiza su cocina en el alma de los productos, sabores y valores gastronómicos catalanes, refinada y actualizada, disponible en un menú de 65€.

Festival Postres
Nandu Jubany, además de ser considerado uno de los mejores cocineros catalanes, es también uno de los que más personalidad demuestra en su cocina.

Anunciarse en su página web como el decimosegundo mejor restaurante de Barcelona, en principio puede no decir mucho, o incluso parecer hasta poco, pero si consideramos que en Barcelona hay más de veinte establecimientos (24 concretamente) que ostentan estrella Michelin, el que alguien considere que sólo hay diez (más un) restaurantes mejor que el de uno, puede ser una gran carta de presentación. No se le oculta a nadie que las listas y las clasificaciones tienen una parte importante de subjetividad de quien analiza y puntúa, pero cuando de manera recurrente son varios los que te valoran, es porque algo se hace bien.

Nandu Jubany ostenta desde hace un par de décadas una estrella Michelin en su restaurante de Calldetenes, cerca de Vic ¡Por algo será! De hecho, además de ser considerado uno de los mejores cocineros catalanes, es también uno de los que más personalidad demuestra en su cocina. Su estilo muy apegado a la tierra le define como uno de los cocineros más identificados con su tierra. Jubany oficia una de las cocinas con un sello de identidad más marcado, con un sello local, en producto y recetario inconfundible. Si a cocineros como Jordi Cruz, le podríamos calificar como técnico y de vanguardia, a Nandu, le define la identidad con su territorio.

En el Pasaje de la Concepció, un pequeño callejón que se abre en la mejor zona del fabuloso Paseo de Gracia, los apenas cien metros de calle se nutren de una colección variopinta de establecimientos de comida, de los que sin duda, Petit Comité, es no sólo el local más longevo en el pasaje, sino el de más enjundia y entidad. Boca Grande, especializado en pescado y marisco; Pur-Impur, más conceptual; y el japonés del Grupo Tragaluz; son parte del resto de opciones que puede barajar para comer en una calle tan corta como concurrida. Petit Comité es un local elegante, a media luz, con un jardín detrás que inunda de luz la parte posterior.

En Petit Comité se puede comer de forma fabulosa a la carta, sus raciones son más que generosas para un restaurante de este estilo. Excelente la longaniza de Vic. Insuperables las alcachofas, así como la escalibada con anchoas de La Escala y romescu. Entre los principales, las carnes, especialmente de cerdo y el pollo de corral, son parte de las especialidades que Jubany remata siempre con acierto. Si además, tienen en cuenta que sus arroces son de los mejores que pueden tomar en Barcelona, la opción gana enteros. Cada una de las cuatro temporadas del año Nandu diseña y elabora un menú de la tierra por 65€ que merece la pena.

Los detalles marcan la diferencia y un pan de elaboración propia de corteza curruscante y miga que resulta densa y aérea al tiempo para mojar en aceite de arbequina. Un par de aperitivos para acompañar los primeros de tragos de cualquiera de los vinos de una completa y extensa bodega. Corteza de cerdo y una escudella para entonar el cuerpo. El menú recorre los principales capítulos de la carta de Nandu. Una ensalada de codorniz escabechada, fresca pero sabrosa, que dice mucho en favor de una ensalada. El canelón de pollo y boletus de temporada, todo un clásico en la cocina de Jubany sigue siendo sobresaliente.

Como se indicaba arriba los arroces de Nandu son marca de la casa. Secos pero con una untuosidad única. El grano de arroz se muestra meloso y rebosante de sabor. Una fina capa de arroz, que tan sólo levanta un ‘grano’ de alto, es sencillamente exquisito. En el menú sirven el senyoret, limpio con tropezones de sepia y rape. El plato principal debe elegirse entre atún a la brasa y un perfecto magret de pato con una salsa reducida y concentrada que da entidad y fruta que aporta frescura. El carro de postres, es una de esas maravillas que ya no se ven y que aquí despierta los instintos golosos y pecaminosos del más puritano.

Passeig de la Concepció 13, Barcelona

Clasificación Global 8,25
Cocina 8,25
Ambiente/Sala 7
Servicio 8
Bodega 8

Ahora en Portada 

Comentarios