Recomendado

Apicius, diez años de evolución y
madurez en Valencia

Una cocina de influencia francesa y preparaciones mediterráneas en plena madurez en Valencia.

Apicius

Valencia es una ciudad vibrante, en constante evolución desde el punto de vista gastronómico. No sólo es por el empuje y el reconocimiento que atraen tras de sí los tres grandes chefs de la ciudad: Knöller, de Riff; Camarena y Dacosta que con El Poblet aunque llega desde Denia, le ha dado empaque al panorama gastronómico de la ciudad. Detrás de los primeros espadas hay un sinfín de cocineros de mucho nivel que aportan su particular visión de la cocina. Desde los tradicionales arroces que se pueden comer delante del mar, en La Malvarrosa, a los múltiples bistrots y restaurantes de cocina fusión en Rufaza.

Apicius
Apicius

Apicius, Marco Galvo Apicio, que pasa por ser el primer gastrónomo que en el siglo I, d.c., bajo el dominio de Augusto y Tiberio, en la Roma clásica, no sólo compiló un recetario de la época sino que en su desmedido afán por la gastronomía y sus placeres, gastó fortunas inventando nuevos platos. A él se le debe el foie. Apicius ha dado mucho de sí, y hoy es también el nombre de la principal editorial gastronómica de nuestro país y el rótulo del restaurante que nos ocupa hoy. Apicius se encuentra cerca del río, en la orilla del estadio de fútbol de Mestalla. Aquí llevan diez años Yvonne y Enrique, elaborando una cocina de vanguardia e influencias francesas.

apicius
 

Enrique Medina es una de esas personas que tuvo la suerte de tener clara su vocación desde pequeño. Una ventaja que le permitió orientar su carrera profesional con la juventud y determinación que le llevó primero a la Escuela de Hostelería de Barcelona, para después trabajar en Francia en dos grandes restaurantes con estrella Michelin: Les Jardins de L’Opera en Tolousse y en La Bastide de Saint Antoine. Volvió a España para recalar en el Relais & Chateaux Hotel Son Net donde conoció a Yvonne, sumiller del restaurante, con la que decidió iniciar un proyecto de vida y profesional en común.

Apicius
 

Diez años después de abrir Apicius su propuesta ha ido adquiriendo el peso específico y los quilates necesarios que posicionan su cocina en una de las propuestas más interesantes de la ciudad. Una cocina que logra equilibrar de forma natural en el plato, el mejor producto con la dosis justa de chispa para hacerlo más interesante. Una propuesta sutil, pero con fuerza; platos de evidente influencia academicista, con la soltura y frescura de una cocina sin ataduras; la obsesión por el producto con las técnicas más efectistas pero menos invasivas.

Apicius
 

La evidente influencia de los cánones gastronómicos franceses adquiridos durante su formación se observan en el uso del foie y la trufa, así como en una estética elegante. Pero su propuesta va más allá y se funde en las raíces de una cocina más mediterránea en la que, como no podía ser de otra forma, los arroces marineros y el pescado dejan notar su peso en la carta. La esencia de la cocina la explota en unos guisos excelentes a base de caza y setas.

Fiel al producto de raíces, podemos encontrar un estupendo cochinillo de Segovia, un pichón de Lombers en Francia, pescados de la lonja de Denia, o las mollejas de Ávila.

En la carta encontramos también platos clásicos que ofrece desde siempre, como un carpaccio de presa ibérica muy especial y ligeramente ahumado, a un sahimi templado de atún rojo de Baltfegó; o su arroz marinero, un tanto meloso, o la ostra con callo y caviar.

Postres como el chocolate con especias en textura o la exquisita tarta tatin, completan una cocina en plena madurez y que se puede disfrutar a la carta o en tres menús: Mediodía 28€, Degustación 40€  y Carta Blanca 54€.

La bodega habla alemán, el país de origen de Yvonne, que importa interesantes referencias de vinos blancos del Rhin que conviven con etiquetas nacionales.

Apicius Calle Eolo, 7, Valencia Tlf 963 93 63 01

Ahora en portada

Comentarios