La taberna de cocina contaminada de Iván Domínguez

Arallo: productos eminentemente gallegos con elaboración exótica

Local sin protocolo ni manteles ni cubiertos al uso. No hay camareros, no permite reservas, no hay paredes sino solo una larga barra y taburetes.

arallo

Arallo es la evolución natural de la cocina de Iván Domínguez. El chef del grupo Amicalia que reúne bajo su enseña el restaurante Alborada y Alabaster, dos establecimientos cuya cocina se define bajo el apelativo de cocina Atlántica. Una cocina de dimensiones y registros un poco más amplios que los que cabría pensar que encierran los límites territoriales de Galicia y que ahora traspasa incorporando ingredientes, productos y técnicas de todo el mundo. Una cocina que definen como contaminada de texturas, sabores e influencias del mundo.

Arallo es un establecimiento con enorme personalidad. No observan el protocolo en la mesa, no hay manteles ni cubiertos al uso. No hay camareros, los cocineros se encargan de servir y explicar cada plato. No se permiten reservas, hay que coger número, como en los supermercados y esperar la cola para sentarse. No hay paredes, ni divisiones, solo una larga barra y taburetes en los que sentarse a disfrutar de la cocina de Arrallo. De hecho, es necesario poder sentarse en uno de los altos taburetes rojos para pedir.

La cocina de Arallo es sorprendente y buena. Cocina de la tierra, de productos eminentemente gallegos en elaboraciones exóticas como el gallo hecho bajo la exótica receta con la que se realiza la cochinita pibil, o las choupas con curry, incluso las volandeiras con salsa agripicante o la xarda y jalapeño, y la coliflor con kimchee y mejillones. Una carta que dividida en cinco capítulos: frío, vapor, brasa, fritura y guiso, grupo en el que incluye un plato sensacional de costilla de vaca, hecho durante tantas horas que se deshace y desmiga en el plato.

El grupo Amicalia nació en A Coruña con Alborada, pero pronto decidió abrir su Alter Ego en la capital, abriendo Alabaster, establecimiento que en muy poco tiempo se consagró como una de las mejores mesas de las que se puede disfrutar en Madrid. Por ello, ahora y una vez que abrieron Arallo en A Coruña, decidieron que su nueva fórmula de cocina fusión, debía de estar también en la capital. Dos conceptos, el de Alborada y Alabaster de cocina más limpia y definida, y Arallo, la apuesta más informal por un lado e internacional; se ofrecen al unísono en ambas ciudades.

Arrallo

C/ Reina 31 , Madrid
C/ Plaza María Pita 3, A Coruña

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios