Ha cambiado su ubicación a la calle Velázquez

Café Saigón, el recuerdo de la mejor cocina vietnamita en Madrid

En la nueva ubicación se ha sacrificado algo la estética del antiguo local  para hacerlo más urbanita, pero mantiene lo fundamental: la carta.

Café Saigón
 

En los viejo años sesenta del pasado siglo, en pleno conflicto Saigón era un destino fascinante. A lo largo del río una serie de hoteles alojaba a diplomáticos y periodistas, espías y escritores que se reunían en sus terrazas para evocar las historias de guerra que servirían para publicar portadas de periódicos. A las cinco de la tarde se recibían los partes de guerra en el Hotel Rex; en el Caravelle se apuraban después los últimos tragos de whisky. Desde el Majestic se contemplaba el Mekong y desde el Continental, Graham Grenne escribió El Américano tranquilo. Saigón evoca sabores y aromas que se graban en el recuerdo.

Café Saigón
 

Desde la esquina del Paseo de la Castellana hasta un gran local en la calle Velázquez, Café Saigón ha cambiado su ubicación. En este nuevo local se ha sacrificado algo la estética característica del antiguo establecimiento para hacerlo más urbanita y actual; pero mantiene lo fundamental: el mismo estilo y concepto de carta, la misma propuesta de cocina y a quien la hace posible, el equipo de sala y cocina que oficiaba con tanto acierto en el local de Castellana.

Café Saigón mantiene los dos menús degustación que inició en la última etapa antes de cambiar de domicilio. Probablemente uno de los mejores menús cerrados en relación calidad precio en Madrid, siete platos y 32€. Desde los clásicos rollitos nem con su nuoc mam una especie de salsa de pescado (parecido al garum romano), a los rollitos fritos de langostino y pato. Sus extraordinarios dumpling siempre han estado entre nuestros favoritos, en este caso el de pato con foie y pimienta Szechuan, son irresistibles. Muy bueno también el calamar picante y mostaza.

Café Saigón
 

La cocina del Café Saigón se articula en base a los mismos ingredientes exóticos que se pueden adquirir en el populoso mercado de Ben Thanh, uno de los iconos de la actual Ho Chi Minh (Saigón en la época colonial francesa). Además, las elaboraciones, algunas de las cuales son pura reproducción de los bocados que podemos disfrutar en los puestos callejeros que inundan el sudeste asiático, pero suavizando y desengrasando las frituras para hacerlas más digeribles para nuestros estómagos no acostumbrados a los aceites y especias de aquella parte del mundo.

El capítulo de las carnes, probamos y nos encantaron sus especialidades, tanto los banh cuon (especie de ‘wrap’ de arroz) de cerdo asado, como el pato en las tres recetas que mantienen en el menú desde siempre: El exquisito magret de pato con berenjena al curry; el delicioso y más delicado magret caramelizado y con semillas de sésamo y el pato crujiente servido con crepes. Sin duda, Café Saigón es el mejor ejemplo para quien quiera rescatar los aromas y sabores de la capital indochina en Madrid.

Café Saigón

C/ Velázquez 102
Madrid
Teléfono: 915 63 15 66

http://www.cafesaigon.es/ 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios