Un tipo de plato en auge

Cómete las mejores tapas del mundo en el concurso nacional de Valladolid

Un certamen que encumbra cada año las mejores tapas españolas y del mundo que se pueden disfrutar durante unas semanas en la capital castellana.

Pincho España
"La Mar de Pincho", del zaragozano Luis Antonio Carcas, del restaurante Casa Pedro, es considera la mejor tapa española.

Las tapas como fenómeno gastronómico constituyen por sí solas toda una categoría con sentido propio en el mundo de la restauración. Es una forma de comer disfrutona y hedonista, fácil y rápida. Un bocado que nació como un mero complemento a una bebida, normalmente un vaso de vino; ha evolucionado de tal modo que hoy la tapa es la protagonista, es la razón de ser y el vino quien acompaña. Las tapas han recorrido un largo camino traspasando la sencillez de sus orígenes, una mera rodaja de pan con embutido encima, a ser auténticos platos de alta cocina en miniatura.

Si el territorio de tapas por excelencia, Lo Viejo de San Sebastián, evidencia y muestra esta evolución en barras cada vez más sofisticadas; en el Concurso Nacional de Tapas de Valladolid se oficializa esta realidad. Si en Donosti se perfecciona cada día más la cocina en miniatura; en Valladolid se hace oficial el virtuosísmo del formato reducido. Hasta aquí llegan cada año cocineros de todo el mundo para crear recetas inverosímiles en formato mini. En esta edición y por primera vez el título de mejor tapa del mundo ha ido a parar a una australiana, Shuyun Chen, con la tapa "Crujiente de arroz con rollitos de atún y verduras".

Mejor tapa del mundo
La tapa "Crujiente de arroz con rollitos de atún y verduras", la mejor del mundo.

La mejor tapa española ha sido "La Mar de Pincho" del zaragozano Luis Antonio Carcas, del restaurante Casa Pedro. Este confirmaba que lo que a pesar de que Zaragoza no es puerto de mar, la idea del pincho surgió durante una estancia en la Costa Brava y su intención es la de quien la pruebe guarde la esencia del mar en la boca durante muchos minutos Una tapa elaborada a partir de una concha de ostra recubierta de papel de plata sobre la que colocan una crema hecha a base de una emulsión de mejillones en escabeche con un sofrito de cebolla y tomate guisado a fuego lento, capaz de mantener el sabor a yodo del mar mucho tiempo.

La que ha sido calificada como mejor tapa del mundo de la australiana Shuyun Chen por su tapa "Crujiente de arroz con rollitos de atún y verduras". Una tapa en la que ha primado el uso de productos e ingredientes españoles. Desde el vino de Jerez para marinar el escabeche, como el arroz de Calasparra para el crujiente, entre otros añadiendo al final el toque oriental que le da fuerza al conjunto con la espuma de wasabi, el alga tostada y las notas picantes. El premio a la tapa más vanguardista del chef Alberto Montes de Atrio, “dando la brasa” es un relleno de queso parmesano, jalapeño y sal ahumada, un trampantojo que simula una brasa.

Ahora en Portada 

Comentarios