Recomendado

El Folarín, la cocina artesana de tradición
en Oviedo

La carta del restaurante permite una original opción que va más allá de la media ración, hasta los 2/3 de ración en muchos de sus platos.

Anchoas

El Foralín es una historia que va de aprendizaje, de herencia, de recetario local y de una forma de cocinar con mimo. La experiencia gastronómica de nuestros mejores chefs, no sólo se disfruta probando sus menús gastronómicos, sino que de forma indirecta podemos encontrarlos en las enseñanzas que se transmiten en sus cocinas de los cocineros más antiguos a los más jóvenes, como se ha hecho siempre. De esta forma contribuyen a dar continuidad al excelente nivel culinario de nuestro país. Cada gran chef multiplica su conocimiento e influencia en tantos otros cocineros que acuden hasta sus restaurantes para adquirir conocimiento y definir un estilo.

Nacho Manzano es el cocinero más premiado y reconocido en Asturias. Acogió en su cocina a un joven cocinero con muchas ganas de seguir aprendiendo, que ya había mamado y aprendido las bases del oficio en restaurantes de toda España. Felix Martínez pasó varios años conociendo la cocina de toda España, empapándose de estilos diferentes y de formas de abordar una receta. Sólo entonces se decidió a entrar a las órdenes de Nacho Manzano, el gran cocinero asturiano y acompañarle creciendo en su proyecto.

En pleno centro, muy cerca de la calle Uría y el Teatro Campoamor, encontramos El Foralín, un local acogedor. Un restaurante de inspiración marinera, y que utiliza muchos recursos del mar en su decoración, no en vano, El Foralín era el barco con el que su abuelo salía a faenar a caladeros tan alejados de Asturias como aquellos que encontraba frente a las costas de Irlanda.

Además de una carta para disfrutar sentado y disponible en el comedor; Felix ha querido dar cabida a bocados más informales. En una puesta en escena a pie de barra, ofrece bocados tan elegantes en su concepto como en el resultado. Aquí nos introduce un menú en formato tapas que, incluye propuestas tan apetecibles como el lomo de bocarte ahumado con suero de sus espinas y acederas; los tuétanos a la brasa y mollejas de ternera salteadas. Las croquetas de domingo, o las cocochas de bacalao, alcachofas y cremoso de algas y plancton. Casi todas estas especialidades, se sirven en versión mini, con lo que permiten probar muchas cosas diferentes.

Felix tiene oficio y se le nota tanto en la concepción de cada tapa, en la que integra sabores con cierta profundidad y siempre contextualizando muy bien todos los ingredientes, con lo que logra que todos sumen y que ninguno reste protagonismo al conjunto, como en la ejecución final, que siempre resulta notable. De lunes a jueves al mediodía y los viernes en horario de almuerzo ofrece un menú muy bien dimensionado que incluye: una tapa fría, dos calientes, un guiso y postre por sólo 12,50.

Sí prefieren disfrutar de la cocina sentados, la carta del restaurante permite una original opción que va más allá de la media ración, hasta los 2/3 de ración en muchos de sus platos -es el caso del pan de xata al vapor (relleno de carrillera y rabo de ternera, del pulpo de pedreru y papada de gochu celta (rustido y ahumado) o la tortilla de bacalao “El Foralín”, con sus callos en salda verde.

El Foralín

Calle Manuel García Conde número 3
Oviedo
Teléfono: 985 74 67 97

Ahora en portada

Comentarios