Recomendado

El Molín de Mingo, una referencia en Asturias

Las croquetas son un plato que resuelven correctamente en casi cualquier restaurante. Las que hacen aquí de compango y las de jamón son notables

molin

Asturias goza de una gastronomía incomparable. Resulta muy difícil señalar una sola villa o pueblo, descartando otras. Aunque sea un tópico, en Asturias se come bien en casi cualquier sitio, por insospechado que sea. A nadie se le ocurriría que en Arriondas, un pueblo a desmano de cualquier sitio, existan dos restaurantes con Estrella Michelin, o que en Prendes se hace una cocina asturiana de vanguardia memorable. Esto es lo que ocurre, salvando las distancias, con nuestro protagonista de hoy, El Molín de Mingo, ubicado en Peruyes, un pueblo en mitad de la nada, donde se come muy bien.

La carretera que asciende hasta El Molín de Mingo, más allá del pueblo de Peruyes, es una de esas carreteras que esperamos encontrar en parajes como este. Es sinuosa y estrecha, de curvas cerradas a un lado y otro pero su recorrido recompensa al llegar a destino. Una casa de ladrillo y piedra y un comedor que asoma por una gran ventanal al exterior. En el exterior unas mesas permiten tomar el aperitivo y esperar a que nos asignen mesa. Al lado un hórreo que habilitan para comer cuando el comedor se llena.

Por alguna razón desconocida, las croquetas son un plato que resuelven correctamente en casi cualquier restaurante. Las que hacen aquí de compango y las de jamón son notables. El pitu caleya con arroz es tal vez el plato más sobresaliente. De hecho, es de esos platos abundantes, sabrosos, ricos a más no poder, con el grano del arroz en su punto perfecto y un pitu que aparece generoso en trozos enteros espectacular. De sus platos de cucharas no puede faltar las fabes en ración y mini ración para degustar, en sus variantes: Con gallina y almejas, extraordinaria y en fabada clásica, notable, aunque si las desgrasaran un poco más sería más ligera.

Su carta es corta, pero a nuestro juicio es tal y como debe de ser. Corta, concreta y bien articulada. Sólo aquellas recetas que se dominan y que se nutren de productos que da el entorno y en temporada. Buena la crema de Gamoneu, y muy correctos los tortos de maíz en diferentes versiones, picadillo, o con anchoas. De entre las carnes el cabrito es una de sus especialidades, pero atentos a los guisos de caza, venado y corzo, suculentos y bien ejecutados. En las cartas de los restaurantes asturianos no pueden faltar los postres, siempre hay que guardar un hueco, por difícil que resulte, para sus arroces con leche y natillas, extraordinarios.

El Molín de Mingo

Finca Molín de Mingo
Peruyes - Asturias
Teléfono: 985 92 22 63

 

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios