Renovación de un local convertido en clásico

El nuevo Mercado de San Miguel en Madrid, una propuesta más ‘gourmet’

Fue pionero al proponer, hace ya una década, un formato novedoso que no existía en España, un mercado en el que se vendían vinos y pinchos.

Una de las hamburguesas que puedes degustar en el Mercado de San Miguel.
Una de las hamburguesas que puedes degustar en el Mercado de San Miguel. / Mercado San Miguel

Los mercados de abastos o mercados centrales han sufrido su particular evolución a lo largo del tiempo. Desde ser el epicentro de vida del barrio y casi el único proveedor de alimentos para los vecinos, a sufrir el castigo infinito asestado por las grandes superficies, que causó devastación. Últimamente la especial calidad de los productos, el grado de especialización de cada puesto, junto a las bazas evidentes de proximidad y servicio personal; han revertido la situación devolviendo a los mercados el lugar que merecen y que no debieron perder en nuestra intención de compra.

El Mercado de San Miguel, fue pionero al proponer, hace ya una década, un formato novedoso que no existía en España. Se constituía un mercado gastronómico en el que en lugar de materia prima, se vendía vino y pinchos; los puestos se transformaron en bares; y las amas de casa dejaron paso a turistas y vecinos en busca de un aperitivo, picar algo entre horas, o simplemente hacer un alto en el camino para comer algo ligero, rico y bien preparado. A su evidente atractivo arquitectónico, al ser una pieza única que mantiene su estructura de hierro de principios del XX, y a su ubicación privilegiada, añaden una gastronomía interesante.

En un proceso de renovación en el que se sustituyen puestos y se integran nuevas cocinas, el chef con estrella Michelin Roberto Gómez de Punto MX, abre “Tacos, Margaritas y Punto”; el maestro Ricardo Sanz, abre “Kirei”, su versión más asequible y Rodrigo de la Calle y su “Invernadero” que se hace cargo del plato más afamado de nuestro país y el que mejor sabe hacer: La Paella. Jordi Roca, el mejor pastelero del mundo y responsable de la parte dulce de El Celler de Can Roca, abre su segundo “Rocambolesc” en Madrid, enseña en la que el pequeño de los Hermanos Roca ofrece sus helados más Gourmet.

Lhardy será responsable de ofrecer los platos más madrileños; la selección de vinos de Pinkleton & Wine; y el nuevo puesto “The Sherry Corner” con una propuesta muy completa e interesante de vinos del Marco de Jerez; las dos barras centrales del Mercado corren a cargo de Arzabal de los chefs Iván Morales y Álvaro Castellanos que, entre otras propuestas de tapeo típicas, ofrecerán sus croquetas de boletus, ibérico, Idiazabal y gambas. Además, productos gourmet como el salmón de Ahumados Domínguez, el café arabica de Café Negro y muy pronto Carrasco y su inimitable jamón de bellota, y el queso de Mya Valdalos.

A los puestos exclusivos de las ostras de Daniel Sorlut y los cucuruchos de pescaíto frito del Señor Martín, el bacalao de la cada homónima, se une Crab Crab, una versión monográfica en torno al cangrejo y sus múltiples posibilidades y Morris, un puesto especializado en marisco que traen de las Rías Gallegas diariamente.

Mercado de san miguel

Plaza de San Miguel, s/n 28005 Madrid

http://mercadodesanmiguel.es/

Ahora en Portada 

Comentarios