Cocina contundente, de la de toda la vida

El Quinto Vino, una taberna de trapío y solera en Madrid

Presume de ofrecer un gran catalogo de vinos por copas y una cocina de envergadura.

barra

El Quinto Vino es una de esas tabernas de trapío y solera, de personalidad única, que aúna entorno a su barra, una legión de seguidores fieles. Su parroquia la integran ejecutivos que trabajan en la zona de Azca y Castellana y los vecinos de la calle Orense y Tetuán, que acuden a ella en busca de un gran catalogo de vinos por copas y una cocina de envergadura, de esas que parece imposible que quepan y que oficien con la profesionalidad con la que lo hacen cada día entre sus delimitadas dimensiones. Cocina contundente, de recetas de siempre y con un resultado más que notable.

Ubicada a medio camino de la calle Orense y Bravo Murillo, la equidistancia que guarda con ambas es parte de su definición como local. Público de cierto nivel, en una calle secundaria de Tetuán, hablan de su personalidad a medio camino entre una taberna de tronío, una casa de comidas con recursos y una barra de reunión con una gran bodega. Luis Roldán, ese sevillano que dio a luz a esta taberna única, forjó su alma a golpe de buen vino y cocina con fundamento. Hoy casi un año después de su jubilación, la taberna El Quinto Vino sigue ofreciendo sus croquetas y cocidos.

Aunque cuando comenzó allá por mediados de los noventa, su menú del día era algo más caro que el resto, la fama de su cocina, pronto se extendió y registraba llenos a diario. Ha sido y es tal la legión de clientes fieles que a diferencia de otros restaurantes en los que uno debe reservar mesa, aquí es al revés. Está siempre reservada a menos que llamen para liberarla ¡Algo único! Desde hace unos años su menú a 12€ es de los mejores que se pueden probar no sólo en la zona sino en Madrid. El menú se publica cada primero de mes y se forma con platos diferentes para cada día. Lo más parecido a comer en casa. Cocina sabrosa, casera y buena.

Sus platos de cuchara han traspasado la fama de su comedor. El cocido de los miércoles se llega a servir hasta en tres turnos en sus mejores semanas. Las alubias con oreja o el San Jacobo de hígado, una delicia. El arroz a la zamorana y unas albóndigas de gallina trufada, son diría que excelentes. En la barra las croquetas de Esperanza que se sirven en tapa o ración, son la excusa perfecta junto a la ensaladilla y las anchoas para que su numeroso y fiel público sigan dejando caerse hasta aquí en la hora del aperitivo.

Desde la jubilación de Luis, su hermano Juan y su cuñado se han encargado de mantener la línea por la que ha transcurrido la vida de este local, que como buena taberna era el lugar de reunión del barrio. En el menú del mes de febrero pochas con codorniz, los garbanzos fritos con huevo o su famoso zarangollo (revuelto de huevo, patatas y verduras), la alboronía (similar al pisto con berenjena y calabaza), o el arroz cortijero o el revuelto de morcilla, las manitas de cerdo en salsa o las carrilleras.

El Quinto Vino

Calle Hernani 48
Madrid
Teléfono: 91 553 66 00

Ahora en portada

Comentarios