Toma nota

Gastrobar AIE, una apuesta interesante para comer en Tenerife

El acrónimo de ‘Alea Iacta Est’, la celebre frase que pronunció Julio César nada más cruzar el Rubicón, llega pisando fuerte.

Gastrobar AIE
 

Sin entrar en honduras por las evidentes bondades que Tenerife ofrece a cuantos se acercan a ella, resaltar el despegue y evolución que la gastronomía de la isla ha observado en la última década, posicionándola muy por delante del resto del archipiélago. Si la apuesta inicial corrió a cargo de complejos hoteleros como el Abama con la apertura de Kabuki (1 Estrella) y M.B. (2 Estrellas) de Berasategui, y la tradición que representa Braulio Simancas en el Bahía Duque. El Rincón de Juan Carlos (1 Estrella), uno de los más especiales, se sumó al puñado de los más representativos. Kazan (1 Estrella) un japo con hechuras. Hoy hablaremos del gastrobar AIE.

Un nombre singular para un local con ciertas aspiraciones gastronómicas no es sino el acrónimo de ‘Alea Iacta Est’ la celebre frase que pronunció Julio César nada más cruzar el Rubicón. Esa es la sensación que Omar y Virginia debieron sentir cuando apostaron todo a una carta para abrir su propio bar, pero no un bar cualquiera y sin más connotaciones, sino uno en el que la cocina tuviera un peso específico notable. Un establecimiento que encajara en esa categoría de los llamados Gastobar. Un tipo de local que sin las hechuras de un restaurante en lo que a la sala se refiere, si tuviera una cocina con unas señas de identidad claras y de peso.

Esas señas de identidad, sin duda, se refieren a: La calidad y cualidad de un producto radicalmente sobresaliente que unido a una técnica bien aprendida, a unas grandes dosis de creatividad y sobre todo a muchas ganas de agradar y dar de comer bien. Una cocina semi abierta en la que Omar Pérez oficia con un evidente dominio del producto, los fogones y los tiempos. ¿Cuál es la carta de AIE? No existe. La propuesta de cada día se refleja en una pizarra en la que apuntan los platos que Omar confecciona en función de lo que se encuentra en la lonja y en el huerto. Y así, con cierta improvisación completa cada día un atractivo menú.

Un establecimiento cuya filosofía culinaria se basa en probar y compartir cuantas más raciones mejor. Que cada comensal pueda realizar una aproximación lo más amplia posible a la cocina de Omar en la que emplea con profusión las hierbas aromáticas que cultivan en su huerta. Una cocina en la que los vegetales: los buenos tomates canarios, y los verdes de lechugas y similares se presentan en el capítulo de entrantes. El cochinillo negro canario es uno de los elementos principales en la composición de las comandas. En cuanto a los pescados, la Sama roquera, es una de las principales especies presentes en la pizarra que preside el bar.

Una sala decorada con pinturas de un artista cubano afincado en Tenerife; es una declaración de intenciones de lo que sirven en la mesa. Cocina fusión, de claras influencias de las principales cocinas del mundo: Japonesa, peruana y mejicana que sin embargo, interpreta con cierta libertad e independencia. Omar trabaja detalles para de dar de comer bien a sus comensales como el que el pan y las pastas se elaboran a diario en el propio restaurante. Pero Omar va más allá, no quiere que la rutina invada su creatividad y ganas de experimentar, así que, ensaya, prueba y error, con mezclas originales que combina hierbas aromáticas con la masa madre, para obtener en la mayor parte de las ocasiones resultados notables.

Pese a que la mayor parte de los platos son de clara influencia foránea, existen tres platos intocables de inspiración mediterránea desde los inicios: la ensalada Uga de salmón ahumado en la isla: lechuga, tomate cherry, aceitunas negras y millo; el rissotto de setas con trufa y la focaccia de boletus y portobello, aguacate, queso y tomate; todos excelentes. El tartar de solomillo de vaca gallega muy original por la presencia de albahaca y salsa de ajo negro, currry rojo, trompetas de la muerte y huevo de corral ahumado. El tartar de atún con aguacate, curry rojo y albahaca de nuevo, y un aderezo de katsobushi; es también fresco, potente y brillante.

Gastrobar AIE

Avda Inmaculada Concepción 58
El Sauzal, Tenerife

https://www.facebook.com/Gastrobar-Aie

Gastrobar AIE, una apuesta interesante para comer en Tenerife

Ahora en portada

Comentarios