En Barcelona

Hispania, la interesante cocina de esencia catalana en Arenys de Mar

Es por su trayectoria uno de los restaurantes tradicionales de nuestro país.

Restaurante
 

Una imagen característica que hemos visto en tantas películas de la filmografía en blanco y negro, en esos años cincuenta del pasado siglo XX, un viejo taller llamado Hispania (supongo que por la marca de coches de la época), con un surtidor de gasolina de esos que bombeaban gasolina lentamente; fue adquirido por los padres de Paquita y Lolita, sus actuales propietarias. Arenys de Mar es una de esas localidades de la Costa del Maresme con mucho encanto, un viejo puerto de mar y un paisaje mediterráneo de pinos que llegan hasta la misma costa; le hicieron un destino irresistible.

Hispania es por su trayectoria uno de los restaurantes tradicionales de nuestro país. Si ya Nestor Luján, el primer crítico gastronómico de nuestro país era un asiduo del restaurante fundado por la familia Rexach; en pleno Siglo XXI fue la sorpresa o el recuerdo más agradable de Luis Echanove, en su recorrido por España cuando realizó su celebre programa gastronómico. Hispania llegó a ostentar una estrella Michelin que perdió definitivamente en 2011, a pesar de lo cual sigue gozando de los tres soles, la máxima distinción que otorga la Guía Repsol.

Sesenta y cinco años en primera fila, por aquí ha parado a comer toda la burguesía barcelonesa que acuden hasta su comedor, una especie de gran pecera con vistas al pinar, para recordar la esencia y los principios de la cocina tradicional catalana, un recetario que todos los catalanes han mamado de una u otra forma en sus respectivos hogares. El éxito de Hispania, reside en gran parte en permanecer fieles al gran producto catalán, el que adquieren en el mercado de Arenys de Mar, o directamente en las huerta vecinas.

En su tercera generación, Raimund Braun, hijo de Paquita, asegura y mantiene Hispania para otros tantos años. Raimund sigue ocupándose de esos platos de siempre, los platos de las dueñas, anclados en la maravillosa tradición de la cocina de siempre, de fondos, sofritos y suquets; y que se elaboran en un espacio totalmente diferenciado al del resto de los fogones. Además son famosos sus desayunos-almuerzos contundentes, de cuchillo y tenedor, que sobre todo los fines de semana desbordan la barra del establecimiento.

La ensalada de tomates de Monserrat es el plato más demandado por su fiel clientela. Las espardenyes a la plancha y el suquet de escórporas, son dos muestras más del sobresaliente producto con el que trabajan y la tradición como base de su cocina. Su costilla de cerdo, carne que se deshace y desprende del costillar, es un gran bocado.

Excelente la famosa coca de Arenys como base para hacer un gran pan con tomate. Sus garbanzos con espinacas y tocino, un platazo para estas fiestas de Semana Santa, que en pocos sitios se hace como aquí. Algo más sofisticado, el guiso de langosta, con un suquet de sabor largo y profundo es sensacional. Muy buenas las croquetas de carne de olla, una bechamel perfectamente trabajada, con una masa en la que no se escatima con el relleno para darle un sabor final intenso y sutil. Los guisantes, otro de sus platos característicos, sólo disponible en temporada, y que Paquita y Lolita han dado fama.

Hispania

Carretera Real 54,
Arenys de Mar
Barcelona

http://www.restauranthispania.com/web/esp/portada.html

Hispania, la interesante cocina de esencia catalana en Arenys de Mar

Ahora en portada

Comentarios