Lugares que hay que ver al menos una vez en la vida

Los siete restaurantes más caros del mundo

Muchos no tienen el reconococimiento de una estrella Michelin ni están en los listados de los mejores del mundo. 

Sublimotion

Una cena en el restaurante más caro del mundo supone gastar casi 2,5 veces el salario mínimo interprofesional. Una cantidad que puede parecer excesiva, pero que responde al coste que supone reunir en un mismo menú los mejores ingredientes posibles, los altísimos costes generales que supone un alquiler de un local en París, Tokyo o Nueva York, y los gastos de personal que en muchos casos supone una relación de 1 ó 2 empleados por comensal. Muchos de estos restaurantes no tienen el reconocimiento de estrellas Michelin ni entran en la clasificación de los 50 mejores restaurantes del mundo, pero sus facturas sí están entre el top 10 mundial.

Sublimotion, en Ibiza
El título de restaurante más caro del mundo pertenece, de largo, a un establecimiento español ubicado en Ibiza. Sublimotion es el restaurante que el chef Paco Roncero, con dos estrellas Michelin, abre de junio a septiembre en el hotel Hard Rock en la isla blanca. Aquí la experiencia supone ir mucho más allá del plato. Sólo doce comensales en una sala multimedia en el que se ofrece una experiencia multi sensorial en el que el menú de 20 pasos, se marida en una mezcla de arte y tecnología que fuerza las sensaciones del comensal a una experiencia 360º.
Su precio 1.700€.

Kitcho en Kyoto, Japón
Kioto es una ciudad en la que se resume la filosofía esencial de la cultura japonesa en general y la gastronómica en particular. Caracterizada por una obsesión radical en la busqueda de la perfección, su cocina de estilo kaiseki debe mostrar un equilibrio perfecto entre sabores, colores, texturas y técnicas de cocción en un orden determinado. Su chef, Kunio Tokuoka, sirve un menú en el que incluye los mejores productos locales que sirve en un comedor privado con tatami.
Su precio 600€.

Masa, en Nueva York, USA
El podium lo completa otro chef japonés, Masa Takayama al frente del restaurante del mismo nombre en el que la esencia de cada uno de los ingredientes seleccionados; se muestran en presentaciones que pueden parecer sencillas, pero cuyo objetivo reside centrar la atención del comensal en el producto, sin más.
Su precio 600€.

Ultraviolet, en Shanghai, China
Si China es uno de los principales motores económicos mundiales, se puede entender que tenga al menos un restaurante en esta lista. Sólo diez comensales por noche pueden disfrutar de su menú de veinte pasos en los que ofrece auténtica cocina de vanguardia. Muy al estilo de Sublimotion de Paco Roncero, la cena se sirve en una sala multimedia que permite acompañar cada plato con escenas de vídeo y música que elevan la experiencia. El contenido del menú varía con mucha frecuencia para mantener la sorpresa en cada bocado.
Su precio 598€.

Plaza Athénée, en Paris
El restaurante del galardonado y reconocido chef francés Ducasse, se sirve en un escenario más propio del París de tiempos del Rey Sol. Una sala de la que cuelgan lámparas que reúnen más de 10.000 cristales, grandes cortinajes y las mesas mejor vestidas de todo el mundo. Ducasse se ha convertido en uno de los mayores defensores de la cocina más sana, de recetas de productos locales en los que las verduras tienen un gran protagonismo.
Su precio 550€.

Le Meurice, en Paris
Alain Ducasse cuela otro de sus restaurantes entre los más caros del mundo. Otro restaurante de atmósfera versallesca con grandes espejos, antigüedades y lámparas de araña, que convierten este establecimiento en uno de los más lujosos en los que sentarse a disfrutar de la cocina de Ducasse. El menú cerrado se compone de cinco platos, que incluyen tres principales, una selección de los mejores quesos franceses y postre.
Su precio 445€.

Maison Pic, en Valence, Francia
Ann Sophie Pic es la única chef que logra incluir su restaurante entre los más caros del mundo. Con tres estrellas Michelin desde hace ya diez años, es la tercera generación de la familia en poseer las tres estrellas, tras las que tuvo su padre y antes, su abuelo. El menú ofrece siete platos cuya esencia proviene de las recetas preferidas de sus antecesores, pero debidamente actualizadas y modernizadas.
Su precio 430€.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING