Costa del Sol

Los Marinos José, faenan su propio pesquero para tener el mejor producto

En la playa de El Carvajal, en el paseo marítimo de Fuengirola, se encuentra uno de los restaurantes con mejor producto de la zona.

Interior del restaurante.
Interior del restaurante.

Antes de que las temperaturas obliguen a la mayoría a salir de sus ciudades para buscar un clima más bonancible; antes de que las playas se desborden de gente buscando un lugar en donde anclar la sombrilla para protegerse del sol que van buscando; antes de que se haga difícil transitar por los principales destinos turísticos de playa; antes incluso de que se haga imposible encontrar mesa en los restaurantes más señalados de playa; conviene dar un paseo y acercarse a esas cocinas que como Los Marinos José, en Fuengirola, son garantía del mejor pescado y marisco que podemos encontrar en la costa malagueña.

En la playa de El Carvajal, en uno de los extremos del paseo marítimo más paseado de la Costa del Sol, se encuentra uno de los restaurantes con mejor producto de la zona. Se exhibe a la entrada del establecimiento sobre una gran mesa en la que las capturas del día anterior quedan expuestas para asombro y admiración de los comensales. A nadie le cabe duda que uno de los secretos de un buen restaurante es poder garantizar la calidad de su pescado, como muchos colegas del interior que trabajan su propio huerto, Los Marinos José poseen su propio pesquero con el que faenan cada noche para asegurar las mejores piezas.

Siendo atractiva su terraza si pueden acudir a Los Marinos José ahora, antes de que las reservas colapsen el comedor, soliciten comer en una de las mesas dispuestas en la bodega. Tiene su encanto. A modo general como consejo todos deberíamos dejarnos aconsejar por el chef antes de tirar de carta. Nadie como ellos saben cuales son las mejores opciones del día. En Los Marinos José (no confundir con el local contiguo Los Marinos Paco) deben seguir este principio. Le aconsejará iniciar con una ensalada de pimientos, fresca y rica. Si lo tuvieran el hígado de rape es exquisito, intenso y delicado. En la comanda no faltarán las coquinas, los berberechos, los bolos, extraordinarios y las quisquillas, una tentación.

Las frituras, como en casi toda la Costa del Sol, son casi obligatorios. Aquí las saben trabajar bien. Renuevan frecuentemente el aceite de oliva para la fritura sea limpia y ligera. Los boquerones desprovistos de cualquier rastro de grasa son un manjar. Los salmonetes, pequeños, como mandan los cánones son extraordinarios. Los chipironcitos, igualmente escogidos entre los más pequeños, son uno de los bocados más apreciados, delicados e intensos.

Pero nada de lo anteriormente descrito tendría sentido si no hacemos un hueco para las grandes piezas de pescado capturadas la noche anterior. Si el eslogan de la lonja a la mesa indica un grado de frescura máxima, imagínense si ni siquiera hace este trayecto. Los Marinos José son propietarios de su propio pesquero para asegurase las mejores capturas del Mediterráneo. Excelentes meros, doradas y lubina que independientemente de su técnica de elaboración, a la sal o al horno, se presentan con un punto de jugosidad extrema al tiempo que saben mantener la carne tersa y entera.

Los Marinos José, faenan su propio pesquero para tener el mejor producto

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios