Destilería

Santamanía, la Ginebra de Leyenda Urbana en Madrid

Hecha con jugosas bayas de enebro escogidos de los valles del lago Ohrid entre las fronteras de Macedonia y Albania, se miman todos sus detalles.

Ginebra

Hace algo más de tres años, tres jóvenes emprendedores decidieron dejar sus trabajos como ingenieros para cumplir un sueño, casi una manía, una pasión; que por aquel entonces parecía un imposible: hacer la primera destilería urbana de autor en Madrid. La calidad y los principios, lo auténtico y lo exclusivo, lo artesano y la perfección; debían imponerse a la industrialización, lo barato y lo común; para crear la mejor ginebra de autor. Por eso, Santamanía numera todas sus botellas y ninguna serie va más allá de la 380. Pequeñas producciones muy controladas.

Ginebra
Ginebra

Estamos en España y en una inquebrantable adhesión a nuestra tradición y cultura, se obligaron a que el alcohol procediera de las mejores uvas de nuestros viñedos. De hecho, el alcohol que se obtiene de la uva, permite a la ginebra evolucionar de un modo mucho más redondo e integrar y encajar de un modo más estructurado todos los aromas que, se potencian y suman entre sí, para dar lugar a un trago más largo y suave en boca. De las ganas de convertir un sueño en realidad, de tratar de convertir una pasión en una leyenda, nace Santamanía Leyenda Urbana Gin.

Como todas las producciones de Santamanía esta también es una edición limitada en la que vuelven a mostrar que el leit motiv que les mueve a cuidar cada detalle hasta la manía es que el resultado sea perfecto. Esta versión de su ginebra es más potente, con más aromas y una fragancia más profunda gracias a que el alcohol que procede de la uva es excepcional. La destilación clásica se realiza en uno de sus alambiques de cobre, Vera, el primero de todos ellos, con el que iniciaron la saga. Vera les ha permitido dotar de mayor recorrido al alcohol.

La elaboración del alcohol se ha llevado al extremo, se ha detenido con una pureza del 92%.  Además, los botánicos se han seleccionado de un modo mucho más riguroso, atendiendo a su origen y conservación y a la capacidad que cada uno de ellos tenía para influir y aportar matices que enriquecieran la calidad de la Leyenda. Desde un enebro calidad triple A, jugosas bayas de enebro, escogidos de los valles del lago Ohrid entre las fronteras de Macedonia y Albania. Canela y regaliz, compensados con pimienta y raíz de lirio y un toque de pistachos tostados y frambuesa liofilizada del Valle del Jerte.

La manía por la perfección acaba imponiendo su criterio. Finalmente había que compensar el tono ligeramente dulzón del enebro con un toque amargo que en lugar de con botánicos más comunes como el roibos o el comino, de nuevo, y para acentuar el legado cultural de nuestra tierra, se ha utilizado el azafrán de Castilla La Mancha, que tras un cuidado proceso de maceración, para influir sutilmente. No podían faltar los aromáticos como el limón y la naranja, y el romero penetrante; que dan consistencia y significado, antes de someterlo a un envejecimiento de un mes.

En nariz, LEYENDA resulta fresco, ligeramente cítrico, y sutilmente especiado. En boca, impresiona por su frescor y potencia al tiempo. Un trago muy redondo. La botella de negro y oro, puede recordar trajes de gala para lucir en el albero. Disfrutarla con tónica, mucho hielo y piel de limón o naranja.
Santamanía Leyenda Urbana Gin 41,90€

Ahora en Portada 

Comentarios