Muchos restaurantes prueban suerte en la capital

Siete aperturas muy interesantes para comer en Madrid durante este otoño

La capital sigue siendo un hervidero gastronómico imparable, un polo de atracción en el que cuando parece que no cabe nadie más, aparece otro local.

Uno de los platos que puedes disfrutar en restaurante Bosque.
Uno de los platos que puedes disfrutar en restaurante Bosque.

Madrid sigue siendo un hervidero gastronómico imparable, un polo de atracción en el que cuando parece que no cabe ni uno más, aparece el siguiente. Es difícil imaginar que puedan surgir nuevos restaurantes interesantes, pero reconocidos cocineros que dan un giro a su propuesta y por tanto a su localización; Chefs que vuelven a Madrid que, como en las grandes plazas de toros, es donde se demuestra la categoría y donde se obtienen los triunfos, de reconocimiento y económicos. Estas son algunas de las aperturas que prueban suerte en la capital y que debe visitar

Gaman ( Plaza de San Amaro, 8)

Luis Arévalo es uno de los sushiman más reconocidos en Madrid desde hace... Ha demostrado su valía y lo interesante de su cocina en una retahíla impresionante de restaurantes propios y ajenos. Desde sus orígenes en Kabuki, su paso por 99 Sushi Bar, hasta sus propios restaurantes Kena y ahora Gaman. Un espacio más íntimo y acogedor donde Arévalo vuelve a sus raíces ¡Pura cocina japonesa! Con algunos matices que introduce para variar la potencia de niguiris magistrales. Su menú en barra, para ocho comensales por turno, es una colección de extraordinarios cortes de pescado con diferentes potencias e intensidades ¡Brillante!

Antigua casa de la Paella ( Pasa, 2)

Pocos platos hay en nuestra cultura gastronómica que reúna más adeptos que un buen arroz, una buena paella. Sin embargo, y pese a ser un plato tan apreciado no abundan en Madrid los establecimientos (no mas allá de un puñado) en los que poder afirmar con rotundidad que se sirven auténticas paellas, buenas y de calidad. Esa es la intención con la que ha abierto este restaurante. Ofrecer buenos arroces secos socarrados y arroces melosos, con fondos bien elaborados para transmitir todo el sabor al grano de arroz. Un local de inspiración viajera que simula un antiguo vagón de tren es el escenario en el Madrid antiguo para tomar buen arroz.

Bosque ( Recoletos, 6)

Un restaurante que hay que visitar antes de que lleguen las Navidades. Por su esencia como restaurante micológico alcanza su plenitud en otoño. Esa temporada del año en el que el bosque se muestra pleno de color y sabor. Su cocinero Diego Jacobo hace una ofrenda al mejor producto de temporada, una parte importante del cual sale de la propia huerta que cultiva Jacobo. Discípulo de Santi Santamaría y con formación en Santceloni y Zuberoa resalta la importancia de las setas con una decena de platos en la carta que van desde un escabeche de setas cardo y pera como homenaje a su mentor a un suculento guiso de setas, entre otras.

Salino ( Menorca, 4)

La Raquetista, una de las mejores tabernas madrileñas (Barrio de Retiro), y Cachivache (final de la calle Serrano), son los dos primeros establecimientos que abrieron los Hermanos Aparicio y no en este orden. Ahora abren ahora Salino, un homenaje a la cocina Mediterránea en toda su extensión, desde nuestras costas hasta el Mediterráneo Oriental y con toques viajeros. Su propuesta se desdobla entre la barra donde disfrutar de los mejores torreznos de la capital (La Raquetista) o las bravas (Cachivache). La cocina es 100% propuesta original en la que se ofrecen platos como unas gallinejas en tacos o los dim sum de mogote con manteca colorá.

Fizz ( Bárbara de Braganza, 2)

Juanjo López Biedmar uno de los tres clásicos con los que haríamos la selección de los mejores restauradores de Madrid junto a Sacha y Abraham García; ha diseñado la carta de este nuevo establecimiento. Una carta corta centrada en platos que van desde una ensalada thai y caballa, fresca e intensa; o los tallarines en papillote con carabinero y sobrasada a unos huevos con morcilla y patatas paja. De unos tartares de muy buen producto y frescos a una suculenta carrillera con aceituna y cebolla fresca en pan...De unas croquetas de jamón más que notables a unas chuletillas de lechal ¡Y todos los días plato de cuchara!

Heritage Madrid Hotel ( Diego de León, 43)

Aunque abrió cuando comenzaba el verano este otoño es el momento ideal para conocer al primo hermano del Hotel Orfila, hasta ahora el único hotel Relais Chateaux en la capital, se ha unido el nuevo hotel de la familia y cuya propuesta de cocina sigue los pasos del primo mayor. Una cocina dirigida por el cocinero de moda en Madrid, el dos estrellas Michelin Mario Sandoval. La sala en un entorno único, elegante y acogedor, exclusivo pero abierto donde espejos tapices y antigüedades; conforman un espacio único y singular para probar sus carabineros en yuca, la lubina salvaje y pimientos de cristal y el ravioli de rabo de toro.

La Retirada (Doctor Castelo, 26)

En este caso no es una apertura, pero sí, un cambio de rumbo en la cocina. Lo lidera Saúl Sanz, uno de los cocineros más sólidos del panorama gastronómico madrileño desde Treze. En el núcleo de la mejor oferta gastronómica madrileña, en el Barrio del Retiro, La Retirada apuesta por una cocina que podríamos definir ‘con más verdad’, más auténtica, más nuestra, más castiza. Además de ganar peso la barra con platos de Saúl como su ensaladilla, este ha diseñado una carta con platos como el guiso de morro de ternera, manitas de cerdo y oreja crujiente, el pichón con pasta udon o el arroz cremoso de carabineros.

Ahora en Portada 

Comentarios