Según el modo italiano

La guía definitiva que debes conocer para cocer la pasta y no cometer errores

Aunque es uno de los platos más demandados y cocinados en todo el mundo, a menudo se cometen fallos en su elaboración.

Macarrones
A menudo se cometen errores al cocinar pasta. / Pixabay

La pasta es uno de los platos típicos italianos y cada vez más del resto de países del mundo. Existen centenares de recetas para prepararla utilizadas desde México hasta Singapur.

No obstante, a menudo se cometen ciertos errores que suelen ser muy comunes. He aquí una lista de elementos que hemos de tener en cuenta, tal y como aconsejan del diario italiano 'Corriere.it'.

Formato y calidad

Uno de los peores errores a la hora de cocer la pasta tiene lugar cuando no tenemos en cuenta el formato y la calidad. El primero se escoge según la salsa que se le vaya a poner. Esto es, una pasta larga se adapta mejor a una crema líquida y cremosa, la estriada absorbe mejor el condimento y la corta es perfecta para la carne y las salsas poco uniformes. Además, hay pastas y pastas y escoger una de máxima calidad es fundamental. La trafilada al bronzo tiene una mayor porosidad y, en consecuencia, una mayor capacidad de absorción del condimento que la normal.

La cazuela

Escoge la cazuela más adecuada. A la hora de preparar la pasta larga hemos de estar atentos para no usar una cazuela demasiado baja para no partir los spaghetti. Es recomendable usar la tapa para cubrir la olla a la espera de que el agua empiece a hervir. Una vez que termina la cocción, no hemos de cubrirla.

El agua y la sal

Es fundamental usar la cantidad de agua adecuada y la sal. Para 100 gramos de pasta las cantidades adecuadas son un litro de agua y 7 gramos de sal que ha de echarse cuando los alimentos comienzan a hervir, pero nunca durante la cocción.

El tiempo de cocción

Cocer la pasta durante el tiempo justo es esencial. Ni unos minutos más ni menos. Como mucho, se puede retirar estando aún un poco dura para darle una vuelta en la sartén junto con la salsa para que así termine de cocer.

El aceite

Muchos son los que añaden el aceite de oliva durante la cocción, pensando que puede impedir que la pasta -sobre todo cuando es con huevo- se pegue a la sartén. Esto no sirve de nada.

Colar la pasta

Cuando la pasta ha terminado de cocerse, no es recomendable verter todo el agua en el fregadero. Dejar un poco de líquido es fundamental para darle una vuelta con la salsa y el resto de ingredientes.

Además, es un error pasar la pasta por el agua fría del grifo ya que es mejor que se enfríe por sí sola añadiéndole un poco de aceite para que no se pegue.

Ahora en Portada 

Comentarios