Jueves, 17.10.2019 - 08:05 h

Hacer la maleta para ir a un dentista más asequible

Hungría, la República Checa, Perú o Uruguay son algunos de los países que comienzan a despuntar en la oferta de turismo dental ofreciendo precios competitivos en las operaciones combinados con destinos exóticos.

Clínica Porta Dental en Hungría

En sus maletas no faltan las radiografías, el historial médico, o las aspirinas. El objetivo de sus vacaciones es volver con una sonrisa perfecta y por ello deciden emplearlas en pasar por la silla de un dentista. Son "turistas odontológicos" que combinan la visita a lugares exóticos con el placer de sentir que están ahorrando.

"Nuestros precios en relación a España están entre un 40 y un 60 por ciento más baratos", afirma Soós Zoltán, uno de los responsables de la clínica La Porta Dental en Hungria "de hecho, el número de clientes españoles ha crecido muchísimo en el último año".

Celia R. descubrió el pasado año que necesitaba hacerse una operación bucal importante: "me tenía que poner implantes y en España el presupuesto más bajo que me daban era de 22.800 euros, yo no me lo podía permitir".

En enero Celia cogió un avión para Budapest, durante cinco días se sometió a la intervención que necesitaba, el precio de la operación y del viaje fue de poco más de 8.000 euros. "Se han portado muy bien conmigo, desde que llegué tenía a una persona que hablaba español esperándome en el aeropuerto, me buscaron un hotel en Budapest, me acompañaban a la ciudad, al banco, al supermercado, etc."

Hungría, junto a Turquía, Rumania o la República Checa, se ha convertido en uno de los lugares de referencia para arreglarse la boca por un precio asequible. Todo está previsto: excursiones a museos, a la ópera o a la curva del Danubio, hoteles acogedores que incluso adaptan sus menús ofreciendo purés, sopas, zumos...

"Cuando la gente se quite el susto de salir de España vendrá más" afirma Celia "o bajan los precios en España o nos venimos todos para Hungría"

Machu Picchu y anestesia

Cruzando el océano varios países han encontrado en los implantes y las coronas el filón necesario para impulsar su turismo. Argentina, Colombia, Uruguay o Perú ofrecen paquetes vacacionales combinados con intervenciones dentales. Sus clientes principales provienen de Estados Unidos y Canadá, en parte por la cercanía y en parte porque estos países fueron pioneros en la práctica de este tipo de turismo.

"Todavía no hemos tenido clientes españoles pero sí muchísimas consultas tanto telefónicas como vía e-mail" explica el doctor Antonio M. Fernández de la clínica C.I.R.O en Montevideo "nuestros clientes vienen sobre todo de Estados Unidos y Canadá y en los últimos años han aumentado muchísimo".

Antes de comenzar un viaje de estas características es conveniente que el futuro paciente envíe a los dentistas un informe o una radiografía de su boca. A partir de ese momento las clínicas se ponen manos a la obra para hacer un "plano" con el tratamiento y un presupuesto que dependerá también del tipo de hotel, excursión, etc, que el cliente seleccione.

Hace unos años el operador turístico "Vamos Expeditions" decidió ampliar su abanico de ofertas con "Vamos Dental" destinada a atender a los demandantes de tratamientos odontológicos procendentes de todo el mundo. "Nuestros paquetes vacacionales son muy flexibles, ofrecen visitas a Machu Picchu, las Islas Ballestas, la Selva Amazónica, el Cañón de Colca..."

La clave para el éxito de este tipo de viajes es principalmente una: el dinero. "Si el cliente tiene presupuestado gastar 6.000 dólares en un tratamiento dental en EEUU, nuestro precio de los tratamientos dentales en Perú, más un paquete turístico y más el costo del pasaje aéreo, será menor de esa cantidad".

Operaciones a ritmo de Chill Out

España también cuenta con algunas clínicas que están empezando a ver en este tipo de viajes una manera de ofrecer un valor añadido a su oferta. Es el caso de la clínica IMOI que abrió sus puertas hace cinco años en Barcelona y hoy cuenta con otra sede en Ibiza.

"Los pacientes hacen paquetes a medida, eligen el tipo de tratamiento que necesitan y a partir de ahí podemos reservarles vuelos, el transfer del aeropuerto, hoteles, shopping, etc" afirma Ferran Novell Costa, director general de IMOI. Sus principales clientes son españoles, alrededor del 70 por ciento, aunque también cuentan con turismo extranjero procedente principalmente del Reino Unido.

"En EStados Unidos y el norte de Europa hace décadas que se conjuga turismo y salud", explica Novell Costa, "pero nosotros preferimos denominarlo viajes de salud, en los que los pacientes viajan a un centro puntero en implantología y estética dental y facial".


Ahora en Portada 

Comentarios