Viernes, 23.08.2019 - 22:18 h
'Ideas Island', en Estocolmo

¿Tienes una idea? Un millonario te invita a su isla para que la desarrolles y te forres

Frederik Haren compró una isla paradisíaca llamada Vifarnaholme, en Estocolmo, y permite que mentes innovadoras la visiten para crear junto al mar.

'Ideas Island', la isla privada para desarrollar el talento
'Ideas Island', la isla privada para desarrollar el talento / https://www.ideasisland.com/

Un sistema para que el móvil nunca se quede sin batería, pagos con huella en vez de con tarjeta bancaria o una nueva red social que acabe con Facebook e Instagram. Las posibilidades de innovar en la era digital son infinitas, pero no siempre es posible. El estrés, la falta de tiempo o las distracciones son algunos de los principales enemigos de la creatividad. Factores que impiden que muchas de las ideas que recorren las mentes más innovadoras se lleven a cabo y se queden en aguas de borrajas. Ahora, un multimillonario pone su isla privada de forma gratuita a disposición de cerebros privilegiados para que pongan en marcha sus proyectos creativos.

Se trata de Frederik Haren, uno de los conferencistas más reputados a nivel mundial y director del blog The World of Creativity. Compró una isla paradisíaca llamada Vifarnaholme, cerca de Estocolmo, a la que hay que llegar remando en una pequeña barca. Él la ha renombrado como 'Ideas Island' (Isla de las Ideas) y cada verano 'abre sus puertas' en los meses de julio a septiembre para todos aquellos que quieran materializar su idea en un producto viable y de éxito.

A 'Ideas Island' solo se puede llegar en barca
A 'Ideas Island' solo se puede llegar en barca / ideasisland.com/

"Queremos ayudar a crear un entorno que ayude a dar vida a grandes ideas. Y todos sabemos que las grandes ideas llegan cuando estamos en soledad, en un lugar relajante, preferiblemente cerca del agua y nos sentimos en sintonía con el universo", explica el dueño de la isla en la página web del proyecto. Él sabe que una isla privada es perfecta para crear,  porque desde 1999 pasa dos meses al año en otra llamada Svanholmen con ese mismo objetivo.

Compró la segunda isla solo para permitir a que más personas disfruten de la sensación de dejar volar la mente, experimentar y crear en mitad del silencio. Para ser aceptado en la isla es necesario presentar una candidatura con la idea a desarrollar y los elegidos podrán disfrutar durante una semana o incluso de más tiempo si el proyecto lo merece a ojos de Frederik Haren.

Una casa para trabajar y llevar a 5 amigos

Vifärnaholme es una isla privada de 7.000 metros cuadrados en la que solo hay una casa. Mide 65 m2, pero es inspiradora y está diseñada para trabajar las ideas. Está ubicada en el centro de la isla para estar a la misma distancia del agua desde todas las habitaciones. No es una villa ni un hotel de 5 estrellas, pero tiene playa privada, un muelle y espacio para hacer ejercicio en mitad de la naturaleza. Una típica casa modesta de playa con las necesidades básicas como agua, electricidad, lavadora o calefacción.

Interior de la casa de 'Ideas Island'
Interior de la casa de 'Ideas Island' / ideasisland.com/

Los seleccionados pueden ir acompañadas por 5 personas más, ya que la casa tiene 5 camas en 4 habitaciones y una más en una pequeña cabaña. La isla no se comparte con otros grupos más para evitar distracciones. Tampoco los amigos pueden molestar al creador, sino que deben acompañarlo para desarrollar la idea. La ruta para llegar allí es sencilla: vuelo a Estocolmo, taxi durante aproximadamente 1 hora y una pequeña barca para llegar a la isla, una de las 10 más cercanas a la ciudad.

La estancia para todos es gratuito, aunque el dueño anima a los huéspedes a hacer una donación de hasta 1000 dólares que se destinan a ofrecer terapia a las familias pobres de niños autistas en Filipinas. En ningún caso la cantidad económica es obligatoria y  cualquiera "puede permitirse el lujo de pagar menos, o incluso nada". La razón por la que no cobra nada y se hace cargo del mantenimiento de la isla es sencilla: "No cobramos porque le quitaría toda la magia. Sería aburrido. Y, francamente, no es creativo". Sí hay que pagar el traslado y la comida.

Para optar a una semana de ensueño y creatividad no es necesario haber creado algún producto innovador anteriormente o ser conocido a nivel mundial por haber. Simplemente, Frederik Haren busca apoyar nuevos talentos y dar oportunidades a personas que realmente lo necesitan y lo merecen. Las candidaturas ganadoras se anuncian en los meses de febrero o marzo y la convocatoria ya está abierta para el verano de 2020.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios