Ostentación y comodidad

Los siete jets privados de las ‘celebrities’: de Harrison Ford a Trump o Abramovich

El verdadero punto de inflexión que marca la diferencia entre aquellos que han logrado el éxito absoluto y el resto de los mortales es tener un jet. 

Boeing 767-33A de Abramovich
Boeing 767-33A de Abramovich / Cordon Press

El avión privado es el último capricho que define y diferencia a un millonario de verdad de alguien que sólo es rico. Deportistas de talla mundial, actores consagrados, músicos que hacen vibrar a los fans con sus acordes... todos aspiran a comprarse una gran mansión, después un yate de grandes dimensiones, y, por último, un jet privado. Es el verdadero punto de inflexión que realmente marca la diferencia entre aquellos que han logrado el éxito absoluto y el resto de los mortales. No se trata sólo de ostentación, sino de comodidad, de no tener que hacer colas en el aeropuerto, de privacidad para que nadie les reconozca o poder relajarse en la cabina de su propio avión.

Abramovich y su Boeing 767, valorado en 80 millones de euros

Si hiciéramos una encuesta sobre cuál es el millonario más ostentoso, casi seguro que la mayoría apuntaría a Roman Abramovich, el millonario ruso que no sólo posee uno de los mejores equipos de fútbol del Reino Unido, uno de los yates más grandes y lujosos del mundo y un Boeing 767 cuyo interior se ha modelado a capricho. El avión, que se bautizó como 'The Bandit', posee un sistema de alerta antimisiles similar al que monta el 'Air Force One', en el que vuela el presidente de EEUU.

Harrison Ford y su Cesna 680, valorado en 18 millones de dólares

El actor que interpretó al comandante del 'Halcón Milenario', la vieja nave de 'Star War's en la que escapó la princesa Leia, se hizo piloto en la vida real y ahora pilota su propio Cesna, un avión con capacidad para doce personas. Un reactor capaz de volar a casi 900km/h y a una altitud de 14.000 metros de altura. Además del 'Cesna', Harrison Ford posee otras ocho avionetas más.

Donald Trump y su Boeing 757
Boeing 757 de Trump / Cordon Press

Donald Trump y su Boeing 757, valorado en 100 millones de dólares

Donald Trump, un personaje un tanto histriónico, muestra su personalidad en el lujo superficial del Boeing 757 decorado con baños de mármol, grandes sofás, e incluso detalles de oro un tanto llamativos. Aunque ahora desde que es presidente viaje más en el 'Air Force One', sigue usando su propio avión para los negocios personales de los que ahora se ocupa su hija Ivanka.

Steven Spielberg Bombardier Global Express XRS,
Steven Spielberg sube a un jet privado / Cordon Press

Steven Spielberg y su Bombardier Global Express XRS, 30 millones

Este modelo de avión privado es uno de los preferidos de las grandes estrellas de Hollywood. Un avión dotado de un lujoso interior y con capacidad para catorce personas, es también la elección de la presentadora Oprah Winfrey y la cantante Celine Dion por su autonomía, ya que puede volar hasta 16 horas sin repostar.

Tiger Woods y su Gulfstream G550, valorado en 25 millones de dólares

El que fue considerado el mejor golfista del mundo, tras imponerse en 14 'grandes' y haber caído en desgracia por los escándalos sexuales en los que se vio involucrado,  cuenta con este avión privado, con el que sigue viajando a los distintos torneos en los que participa. Con autonomía de 12.000 kilómetros y 12 horas de vuelo es uno de los aviones más vendidos.

John Travolta y su Bombardier Challenge G601

El multimillonario actor que alcanzó fama como protagonista de la película 'Grease' y que ha conocido una segunda época dorada gracias a las películas de Tarantino, posee siete aviones que pilota el mismo.

Dietrich Mateschit y su colección de aviones antiguos, de un valor incalculable

Aunque Dietrich, el propietario de la marca de bebidas energéticas Red Bull y de una de las escuderías más potentes del Mundial de Fórmula 1, posee su propio jet para sus viajes de negocio y personales, le incluimos aquí por la impresionante colección de aviones clásicos más importante del mundo. En Hangar 7, en el pequeño aeropuerto de la ciudad de Salzburgo, se puede admirar la magnífica colección de aviones de la II Guerra Mundial, totalmente restaurados y plenamente operativos que tripulan pilotos debidamente adiestrados.

Ahora en Portada 

Comentarios