El precio se dispara

La luz sube un 7% en abril: consejos y aparatos que ayudan a abaratar la factura

La clase energética de los electrodomésticos varía las facturas en cientos de euros al año, así como las bombillas o el uso de enchufes inteligentes.

Iluminación en el hogar
Iluminación en el hogar / Getty

Todos los consumidores, sin excepción, sufriremos una subida del precio de la luz desde el mes de abril, incluso los beneficiarios del bono social o quienes tengan una tarifa de precio fijo. Esto se debe a la finalización de la suspensión temporal del impuesto sobre la generación eléctrica del 7%, una de las medidas adoptadas por el Gobierno para paliar el impacto del alza del precio de la luz en los consumidores.

Esto se reflejará en un aumento de un 3% o 4% en la factura, ya que apenas el 35% del precio final del recibo de la luz antes del IVA es el que se obtiene de la propia actividad de generación de electricidad. El resto son los costes de distribución y transporte más los impuestos. Por eso, para ahorrar en luz tenemos que poner de nuestra parte, tomando medidas acertadas a la hora de comprar electrodomésticos, al iluminar o calentar nuestra casa, e incluso, al cocinar.

Comprar electrodomésticos eficientes

Elegir los electrodomésticos adecuados es clave para ahorrar en la factura de la luz. Antes de comprarlos debemos fijarnos en su clase energética. El aparato que más consume es el frigorífico, aunque su potencia no sea muy grande (frente a la de un secador, por ejemplo), ya que está permanentemente encendido y regula la temperatura de forma constante.

El frigorífico consume aproximadamente el 18% de la electricidad de las casas en España. En la vida útil de un frigorífico, de 10 años , por ejemplo, podemos llegar a ahorrar más de 600 euros si contamos con un modelo A+++ (teniendo en cuenta el precio del Kwh a día de la publicación, 0,13€). En el siguiente gráfico, podemos observar la diferencia en el consumo dependiendo de la clase energética.

Consumo eléctrico de los frigoríficos
Consumo eléctrico de los frigoríficos / Nerea de Bilbao

Después frigorífico, el electrodoméstico que más consume es el televisor, que supone aproximadamente un 10% del gasto eléctrico. El tercer lugar es para la lavadora: con un uso medio de 3 veces a la semana, podemos llegar a ahorrarnos hasta 50 euros al año en luz dependiendo de la clase energética. Además es importante utilizar los programas con temperaturas  máximas de 40ºC, ya que cuando más consume la lavadora es al calentar el agua. 

 
Trucos para ahorrar: gana 1.000 euros (o más) extra al año
Grupo de Facebook · 79 miembros
Unirte al grupo
Ahorrar es efectivo solo siguiendo métodos ya probados. En este grupo te presentamos los trucos que se utilizan en todo el mundo para conseguir un din...
 

Ilumnación: lámparas de bajo consumo

Este tipo de lámparas cuestan más que las bombillas tradicionales, pero el dinero se recupera sobradamente: tienen una vida útil 8 veces mayor y (entre 8.000 y 10.000 horas) y consumen entre un 75 y 80% menos. Dependiendo de la potencia, el ahorro energético es de entre 35 y 132 euros en los ocho años.

Hay más opciones para ahorrar en iluminación. Una de ellas es instalar reguladores de intensidad en las zonas de la casa donde no siempre es necesario que la bombilla ilumine con toda su potencia (habitación y salón, principalmente). Así se evita utilizar más recursos de los estrictamente necesarios y se consigue un ahorro considerable.

Mi Motion-Activated Night Light
Mi Motion-Activated Night Light / Xiaomi

También podemos optar por los iluminadores inteligentes para la habitación. Mi Motion-Activated Night Light, de Xiaomi es una pequeña lámpara circular que se fija en la pared o se cuelga. No necesita corriente, ya que funciona con pilas y dura entre 6 y 12 meses, en función de los 2 niveles de luminosidad que ofrece. Tiene sensor de luz y detección por infrarrojos, por lo que ilumina la sala sin la necesidad de acudir al interruptor para encender todas las bombillas de la lámpara principal y se apaga a los 15 segundos. Además, también es una buena opción para colgarla en una percha para que ilumine el armario en la oscuridad de la noche y se apagará al cerrar la puerta.

Consulta los detalles para comprar Mi Motion-Activated Night Light.

En la cocina, gas o placas de inducción y olla a presión

Las cocinas de gas son más eficientes que las eléctricas, pero su uso es casi residual en las viviendas nuevas. Entre las cocinas eléctricas, las placas de inducción consumen un 20% menos de electricidad que las vitrocerámicas convencionales.

Fotografía de un hornillo de cocina a gas.
Precios desorbitados en el gas natural. / Pxhere.

Además, y aunque no parezca relevante, la olla a presión nos ayuda a  ahorrar en electricidad al hacer la comida frente a otras opciones. Se cierran herméticamente y, por tanto, los alimentos se cocinan más rápidamente, reduciendo hasta la mitad el tiempo de encendido.

En una placa eléctrica, si utilizamos una olla abierta, mantener en ebullición 1,5 litros de agua, exigiría una potencia de 850 W, frente a los 150 W que se requerirían con una olla a presión con fondo grueso difusor, según el IDAE. 

Además, el uso del microondas, siempre que se pueda, frente al horno convencional supone un ahorro de tiempo y de entre el 60 y el 70% de energía.

Enchufes inteligentes: acaba con el consumo en 'Standby'

El consumo de los electrodomésticos en modo Standby es, de media, entre el 7% y el 10% de todo el consumo energético del hogar. Podemos reducir esta cifra de forma sencilla.

Desconecta tus dispositivos
No los estás usando y ellos siguen chupando energía / Pixabay

Con enchufes inteligentes que permiten controlar el encendido y apagado de cualquier aparato de forma remota. Se pueden programar a determinadas horas o encenderlos y apagarlos desde una aplicación del móvil. Su uso es conveniente para encender el aire acondicionado justo antes de llegar a casa, para controlar las luces navideñas o encender un radiador eléctrico, entre muchos usos posibles.

Otra opción para evitar que los aparatos se queden en Standby y no tener que desenchufarlos uno a uno, es utilizar una regleta. Por ejemplo, en la habitación podemos enchufar el ordenador, la televisión, el cargador del móvil y cualquier otro aparato electrónico. Con solo pulsar el botón de apagado, todos estos aparatos dejarán de consumir energía, lo que en un año nos permitirá ahorrar un buen puñado de euros.

Consulta todos los detalles para comprar Mi Power Strip.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING