El descanso es clave para aumentar la productividad de la plantilla

Mark Douglas, el CEO que paga 2.000 dólares a sus empleados para vacaciones

El máximo mandatario de la empresa de marketing SteelHouse aporta esa cantidad a sus trabajadores y les ofrece vacaciones ilimitadas.

Mark Douglas, el CEO que quiere revolucionar el mercado laboral.
Mark Douglas, el CEO que quiere revolucionar el mercado laboral. / SteelHouse.com.

Trabajar todo el año para disfrutar de unas inolvidables vacaciones. Ese acostumbra a ser el propósito de cualquier trabajador de clase media, pero no siempre es fácil ahorrar el dinero necesario para gozar del periodo de descanso. Eso sí, si trabajas en la empresa de marketing americana SteelHouse, tu deseo vacacional se hará realidad casi por obligación.

La empresa nació en 2010 dirigida por Mark Douglas y desde el principio contó con una filosofía de trabajo muy peculiar.

El CEO, apasionado por las lecturas sobre los beneficios en términos de productividad de los periodos de descanso en el mundo laboral, explicó a los integrantes de su plantilla de 250 personas que gozarían de vacaciones ilimitadas. Siempre que quisieran se las podrían coger.

"Cuando se lo contamos por primera vez no supieron cómo interpretarlo", afirma Douglas en declaraciones a a la revista 'Business Insider'

La mayoría de los trabajadores se tomaron el mínimo de días posibles pensando que irse por una larga temporada afectaría a la imagen que la directiva tendría de ellos.

La jugada no le salió a Douglas como esperaba, así que en 2011 volvió a la carga: SteelHouse pagaría 2.000 dólares a cada trabajador para irse de vacaciones a cualquier parte del mundo.

El método de SteelHouse.
La página web de la empresa SteelHouse. / SteelHouse.com.

"Nuestra cultura es simple. Se basa en la confianza y la ambición mutua con el trabajador", indica el peculiar CEO antes de añadir que esos 2.000 dólares se pueden invertir en unas vacaciones del tirón, o en varias repartidas a lo largo del año.

Algunos empleados pidieron renunciar a ellas y obtener un bonus de esa misma cantidad por su desempeño, pero Douglas fue tajante. "Prefiero que se vayan de vacaciones y disfruten". Esta vez sí, la medida caló hondo en la plantilla y Douglas asegura que

Un fin de semana de tres días cada mes

Si las condiciones laborales de SteelHouse ya eran únicas en el mundo, en su camino al objetivo de generar un sentimiento mutuo de confianza, Douglas guardó una sorpresa para su staff en 2017.

Cada mes habría un viernes denominado como el 'SteelHouse Day', que sería libre dando lugar a un fin de semana de tres días mensual. Otra decisión muy aplaudida a todos los niveles de su empresa.

"Se trata simplemente de tener agallas de hacer algo diferente y creer en el beneficio que se puede obtener", explica.

Sin poder corroborar el aumento de la productividad en el seno de su compañía, lo cierto es que la mano de obra empleada por Mark Douglas no se quiere ir de su lado: solo tres personas de un total de 250 dejaron la firma en siete años, y lo hicieron por cuestiones personales, nunca laborales.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios