Domingo, 22.07.2018 - 12:59 h
Cada vez tienen más suscriptores

Familias youtubers: los nuevos reyes de la plataforma son los papás y las mamás

Familias que abren las puertas de sus casas y comparten con la audiencia toda su vida se están haciendo con el poder en YouTube

El Mundo de Mía
La familia detrás de El Mundo de Mía / Yolanda Fotografía

YouTube ha cambiado las reglas de consumir televisión y contenidos en todo el mundo. Ahora, gracias a esta plataforma propiedad de Google, cualquiera puede tener su propio canal y vivir el sueño de la televisión sin salir de su casa. Los últimos datos publicados señalan que la red social de vídeos ya tiene una audiencia mensual de 1.500 millones de usuarios, un ingente universo que amplifica los canales más que cualquier canal de televisión. De ahí, que haya surgido la profesión del siglo XXI, la de youtuber, por la que algunos ganan millones de euros al año.

Es el caso de El Rubius, el youtuber español más importante y uno de los más famosos del mundo. Con 28 millones de suscriptores, se estima que factura al año 2,5 millones de euros. Si bien el modelo de youtuber se ha diversificado y ahora lo que se lleva es ser youtuber...en familia. Padres y madres son los nuevos reyes de la plataforma, a través de la que muestran cómo es el día a día en una casa con niños pequeños, pero de forma 'millennial'.

Los Carameluchi, los Coquetes, Verdeliss y su gran familia... Estos son, ahora mismo, los youtubers familiares que dominan el mercado en España. Familias que no solo muestran su vida en Youtube, sino que también graban canciones o escriben libros. Curioso es el caso de la Familia Coquete, como así se conoce a Javier Castillo y Verónica Díaz, un joven matrimonio de Málaga que cada vez tiene más reconocimiento.

Porque Javier no es solo una cara conocida en YouTube; también es uno de los escritores españoles con más potencial actualmente. Con 'El día que se perdió la cordura' y 'El día que se perdió el amor', el malagueño ha conquistado a crítica y público. Entre ambos libros, ha vendido 200.000 copias, según nos confirma su editorial, Penguin Random House. Un fenómeno editorial que ha saltado a otros mercados y del que se plantean hacer series y películas. Tanto es así que Javier ha sido invitado al almuerzo que este fin de semana ofrecieron los Reyes a representantes del mundo de las letras con motivo del Premio Cervantes.

Javier Castillo
Con sus dos libros, el papá youtuber se ha consagrado en el mundo de las letras / Penguin Random House

De ahí que su esposa, Verónica, también se haya lanzado a la escritura y, en medio de su segundo embarazo, saca a la venta el 26 de abril su primer libro, 'Cientos de miles de millones de sonrisas', una obra en la que explica su filosofía de vida positiva y que también edita Penguin Random House a través de su sello Aguilar. 

Desde la agencia de publicidad especializada en marketing de influencers Thinketers nos indican que el familiar "es uno de los públicos más relevantes para las marcas" y confirman que el influencer marketing con este tipo de personajes ha llegado para quedarse y no es ninguna tendencia pasajera, "porque es un vehículo muy eficaz para llegar a este público". Esta empresa colabora habitualmente con Verdeliss o los Carameluchi y señala que su caché depende de muchos factores. 

"Para las marcas, lo más importante es lograr que el youtuber quiera implicarse en el proyecto, que comparta sus valores y sea afín a su audiencia para cuidar la credibilidad de ambas partes", indica la CEO de Thinketers, Garbiñe Abasolo. Así, el caché va a depender no sólo del volumen de audiencia que tengan, "sino además de la calidad de ésta, qué 'engagement' logran y su influencia real para movilizar a la gente hacia el objetivo que persigue la marca, que puede ser muy variado, desde dar a conocer los beneficios de un producto a dirigir tráfico a una tienda o generar descargas de una app", explica Abasolo.

"Ahora vende quedarse embarazada"

Otra familia que cada vez tiene más popularidad y suscriptores es 'El Mundo de Mía', un modelo de familia atípico respecto a lo que se estila en YouTube pero que ha logrado enganchar con la audiencia por su vitalidad, alegría, cercanía y naturalidad. Maribe, más conocida como Nona, y su hija Daniela -Dana- decidieron abrir el canal hace algo más de un año, cuando la segunda estaba a punto de tener a su primera hija, Mía. Dana es una madre soltera -aunque guarda una perfecta relación con el padre de la pequeña- que junto a su incombustible madre cría a su hija delante de casi 120.000 suscriptores con vídeos que han visualizado más de 700.000 personas, como el de su parto.

Una casa de mujeres que decidió abrirse al mundo cuando empezaron a engancharse al contenido de esta plataforma. Sin ninguna pretensión, en un año han tenido un rápido ascenso que augura que pronto estarán en la liga principal de youtubers familiares. Para ellas, este primer año en Youtube "ha sido de 10", como señalan a este medio, pues consideran que el de youtuber es "el mejor trabajo del mundo". Grabar su vida es ya su forma de vida, como admiten, y no lo conciben de otro modo. Es más, muchos días que no les toca grabar lo hacen igualmente porque ya es natural en su vida. Ni los bajones o los enfados pueden con ellas, "pues hay un compromiso con nuestra audiencia y hay que ser profesionales".

No le temen a la crítica ni al qué dirán, ni tienen miedo de exponerse ellas ni a la pequeña Mía, "ya que, hoy en día, ¿quién no está expuesto?", rebaten. Además, reconocen que apenas reciben comentarios malos ni insultos en redes, como otros muchos youtubers sí han denunciado sufrir. De hecho, ellas también aparecían en el famoso foro de la revista Vogue que acabaron cerrando por las presiones ejercidas por numerosas influencers atacadas en la plataforma. Ellas no quisieron alzar su voz "porque no quisimos subirnos al carro. A nosotras no nos afecta que nos critiquen, es más entendemos las críticas, porque si nos exponemos nos arriesgamos a ello. Igual que yo critico algo cuando no me gusta", señala Dana.

Dana, Nona y Mía
Dana, Nona y Mía ya son famosas en YouTube / Yolanda Fotografía

En cuanto a si podemos estar ante una burbuja de familias youtubers ante la cada vez mayor oferta de este tipo de contenido, no consideran que sea así, "ya que realmente hay poca oferta de calidad, muy pocas familias son constantes, que es lo que realmente valora la gente". Por el momento, ellas no pueden vivir únicamente del canal, "porque solo nos da para un sueldo, y somos dos. YouTube paga fatal, eso es así, pero si subes vídeos todos los días, como es nuestro caso, pues sí obtienes rendimiento, aunque es poco para todo el trabajo que hay detrás". Lo que sí está bien pagado son las colaboraciones con marcas, admiten, "el problema es que es algo muy inestable y no puedes depender únicamente de ellas". Por enseñar un producto en un vídeo, aparte de quedárselo, pueden llegar a cobrar unos 300 euros.

Sobre la fórmula para triunfar como canal familiar, reconocen que ahora mismo "lo que se lleva es quedarse embarazada, por eso, cada vez vemos más embarazos en YouTube", señalan. De hecho, Dana está convencida de que si hubiese empezado el canal al inicio de su embarazo -lo comenzó cuando estaba de ocho meses-, ahora sería mucho más grande. Sobre la rivalidad que pueda existir entre estas familias, ellas no lo han experimentado directamente, de hecho, creen que hay algo de "conveniencia" entre los distintos youtubers. "A veces solo se llevan bien para ganar suscriptores y salir en vídeos de otros que les puedan reportar seguidores", señalan. Por eso, esta atípica familia se mantiene firme en sus valores y apuesta por crecer de forma orgánica, sin intereses cruzados ni ninguna estrategia para vender, solo viviendo su vida y mostrando cómo en el siglo XXI el concepto de familia no es algo cerrado.

Familias youtubers: los nuevos reyes de la plataforma son los papás y las mamás

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios