Toma nota

¿Se puede engañar a la edad? Siete trucos para intentar ser más joven

Está demostrado que el ejercicio no sólo retrasa el declive físico, sino que a nivel cognitivo los beneficios son extraordinarios.

fitness
Fitness / Pixabay

Es posible engañar a la edad biológica que tenemos cada uno y detener el envejecimiento. Cada vez más personas adultas representan una edad biológica inferior a la que realmente aparece en el Carnet de Identidad. Estas semanas se ha hablado de Giuseppe Ottaviani, un italiano que con 102 años, se presenta al campeonato de Europa Masters de atletismo por edades con la intención de batir varios récords del mundo en diferentes especialidades en su categoría de edad: participará en 60M lisos, longitud, triple salto y lanzamiento de peso.

Varios estudios científicos confirman que un entrenamiento deportivo vigoroso durante toda la vida, no sólo la alarga, sino que sirve para retrasar el envejecimiento, al posponer el declive físico que va asociado a la vejez por falta de ejercicio. La Universidad de Birmingham estudió a un grupo de adultos de entre 55 y 75 años, que habían practicado bicicleta semanalmente desde siempre; comprobando que su tono muscular, su capacidad aeróbica, la presión sanguínea y en general el sistema inmune era equivalente o incluso mejor al de un grupo de edad varias décadas más jóvenes.

Está demostrado que el ejercicio no sólo retrasa el declive físico, sino que a nivel cognitivo los beneficios son extraordinarios. Un estudio sueco sobre un grupo de 200 mujeres entre los 50 y los 90 años confirmó que las que mejor estaban físicamente, retrasaban el riesgo de padecer demencia senil en un 90%. Del mismo modo se ha demostrado que aunque la genética predispone para envejecer de un modo u otro, esta influye mucho menos, que el ejercicio y la nutrición para retrasar el envejecimiento.

7 reglas básicas para retrasar el envejecimiento

Una alimentación adecuada, sin obesidad

Se cree que una persona en su peso ideal es la medida más eficaz para reducir tanto las enfermedades asociadas al cáncer como a las enfermedades cardiovasculares, primera causa de muerte en occidente. El mantener una ingesta equilibrada de calorías es la medida más efectiva para prolongar la vida. Estudios en ratones han demostrado que una ingesta baja en calorías alarga la vida hasta un tercio. Los azúcares y grasas saturadas retuercen el metabolismo, endurecen las arterias y deterioran la calidad de las células a nivel mitocondrial. Pescado, verduras y frutas deben ser la base de su dieta.

Reducir el estrés

Una de las causas que más inciden sobre nuestra salud y por tanto sobre nuestra calidad de vida son los problemas derivados del estrés. La vida tan ajetreada de prisas, agobios y exigencias artificiales que nos imponemos todos sin darnos cuenta, afectan seriamente a nuestra salud cardiovascular. Trate de afrontar cualquier situación con cierta distancia y frialdad. Nada es tan importante ni urgente que merezca más la pena que su propia salud. Trate de vivir tranquilo y sin presiones.

Evite la vida sedentaria

No hay nada más negativo que una vida sedentaria. Existen cálculos que hacen estimaciones muy fiables sobre cuantos años se reduce la vida por permanecer más de ocho horas sentado. Trate de mantenerse activo cada día. Si su trabajo es sedentario, levántese cada hora y actívese, muévase. Trate de reducir las horas que permanece sentado, con medidas sencillas que habrá oído en multitud de ocasiones, vaya andando a la oficina, desplácese andando por la ciudad.

Realizar ejercicio aeróbico intenso al menos tres veces a la semana. La OMS recomienda hacer al menos 120 minutos de ejercicio intenso ó 150 moderado. Nuestra recomendación es que lo eleve hasta el doble. De todos ellos los mejores ejercicios son la natación y la bicicleta y si tuviéramos que elegir sólo uno, nos inclinaríamos por la bici que da más juego, permite que se practique durante más horas y además de poder hacerlo en compañía se hace al aire libre con lo que logrará el beneficio extra de tomar el sol de forma natural. Practique bicicleta y un mínimo de 300Km semanales

Sea independiente hasta el final

El hecho de poder ser autónomo hasta el final, le exigirá mantenerse activo y tener que realizar todas las tareas del día a día por usted mismo. Ser independiente, le permitirá mantener todas aquellas actividades que le ilusionan y le mantienen activo y divertido.

Haga ejercicios de fuerza

Una de las causas del envejecimiento y del deterioro físico de las personas está causado por la perdida de masa muscular. No deje de acudir al gimnasio y realizar ejercicios de fuerza. De todos ellos los más importante según avanza la edad son los cuadriceps, los abdominales y los triceps. Unos cuadriceps fuertes, le permitirán reducir las molestias propias de la edad asociadas a la perdida de cartílagos, así como a realizar de un modo más ágil los movimiento para sentarse y erguirse. Los triceps son los músculos de la parte posterior del brazo que le ayudan a sentarse y levantarse. Y los abdominales son los músculos más importantes de todos, porque ayudan a equilibrar todo el balance del cuerpo.

Realice ejercicios de flexibilidad

¿Se ha preguntado alguna vez por qué un bebé es tan flexible y una persona mayor, es tan rígida? Pues sí, efectivamente, flexibilidad es vida y rigidez muerte. Trate de prolongar la flexibilidad de su musculatura lo más posible.

¿Se puede engañar a la edad? Siete trucos para intentar ser más joven

Ahora en portada

Comentarios