En San Roque, Cádiz

Trocadero Beach Club, un destino en sí mismo en Sotogrande

Sotogrande se ha ido consolidando como uno de los destinos más exclusivos del Sur. Un clima cálido, pero templado, le hace un lugar idóneo.

Imagen de Trocadero.
Imagen de Trocadero.

Cabo Mayor, la que fue principal enseña del grupo de restauración del tristemente malogrado Ricardo Merino, puso Sotogrande en el mapa gastronómico español a primeros de los noventa, cuando la cocina de este emprendedor y gran cocinero santaderino señoreaba por el mundo desde Cantabria a Osaka, pasando por el entonces recién estrenado Puerto Sherry en Sotogrande; con un brillante Pedro Larumbe como jefe de cocina. Disfrutar de una cena en Cabo Mayor, al borde del mar, casi en un pantalán, mientras escuchábamos el susurro del mar, era uno de los mayores placeres que podíamos experimentar.

Después, Sotogrande se ha ido consolidando como uno de los destinos más exclusivos del Sur. Un clima cálido, pero templado, le hace un lugar idóneo para los más pudientes. Sus magníficas playas y un puerto en donde atracan yates y veleros de lujo, barcos de familias bien pero muy lejos de los histriónicos que recalan en por ejemplo, Puerto Banús. Este tipo de estilo de familias bien de toda la vida, muy diferente al estilo de Marbella en el que el que más y el que menos trata de lucir sus poderes económicos con vehículos ostentosos, mega yates y ‘beach clubs’ para rusos millonarios. Mientras en Sotogrande,Trocadero es elegante y con un estilo colonial impecable.

Durante casi doscientos años el imperio británico extendió sus dominios por una buena parte del mundo. Los legendarios exploradores Livingstone y Stanley recorrieron el África central llegando hasta las fuentes del Nilo, mientras que los barcos de su graciosa majestad dominaban el Cabo de Buena Esperanza. Hacia el Este los ingleses inventaban el gin & tonic para combatir el paludismo. El imperio impuso un estilo arquitectónico propio. Haciendas coloniales, muebles victorianos, objetos tribales y los clásicos ventiladores de aspa en el techo; son elementos que se han trasladado y combinado de forma impecable a Trocadero.

Piscinas circulares rodeadas de un césped cortado casi con navaja, palmeras, sombrillas de paja, hamacas, jaimas y tumbonas completan el exterior con una gran palapa de estilo africano donde tomar cócteles, copas y tragos largos o simplemente consumir las horas relajado mientras se lee un buen libro. El estilo de Trocadero es tremendamente atractivo ya que reúne un cierto espíritu evocador de aquellos tiempos coloniales. Al mismo tiempo que se muestra acogedor tiene un punto de sofisticación. En definitiva, una combinación magistral que se ofrece bajo la propuesta gastronómica de una carta mediterránea, de excelente corte.

Una cocina fresca y bien ejecutada, que apoya su éxito en la calidad de la materia prima y más concretamente de sus pescados. Los arroces están muy bien elaborados, el punto del arroz se presenta en su punto idóneo de cocción y los fondos que utilizan potencian su sabor. Buenas tablas de ibéricos, salazones y muy buena mojama de atún. Una carta de quesos de distintas procedencias y curaciones. La ensaladilla rusa bien cubierta de mayonesa y con un gran sabor a aceite de oliva, con ventresca y huevas de pez volador, muy rica. Las croquetas de txangurro y un salmorejo cremoso, perfecto de densidad, muy rico.

La calidad de los pescados salvajes es impecable. Adquieren el pescado en las principales lonjas del país: Desde las de Vigo y Coruña hasta las más representativas del sur en Málaga, Cádiz y Barbate. Extraordinario el atún de almadraba que elaboran en un taco, sellado por fuera mientras mantiene un rojo intenso en el interior. La ventresca con un punto más de grasa es más sápida. Para acabar, nada como tumbarse bajo la gran palapa africana con un buen whisky, servido en vaso ancho y un chorrito de agua para sacar todos sus aromas.

trocadero beach club

Paseo del Parque s/n, Cádiz, 11310 San Roque, Cádiz

https://grupotrocadero.com/restaurantes/trocadero-sotogrande/

Trocadero Beach Club, un destino en sí mismo en Sotogrande

Ahora en portada

Comentarios