Un puente para volver al pueblo

  • Ni la nieve, ni la playa, ni los viajes al extranjero, el Puente de Todos los Santos es el preferido por los españoles para hacer turismo de interior y, sobre todo, regresar al pueblo para cumplir en familia con la tradición de visitar los cementerios.

Laura Camacho

Madrid, 31 oct.- Ni la nieve, ni la playa, ni los viajes al extranjero, el Puente de Todos los Santos es el preferido por los españoles para hacer turismo de interior y, sobre todo, regresar al pueblo para cumplir en familia con la tradición de visitar los cementerios.

Cuatro días festivos por delante que se notarán en las carreteras. Cinco millones y medio de desplazamientos prevé la Dirección General de Tráfico (DGT) que se produzcan entre las tres de la tarde y el próximo domingo, 4 de noviembre, fundamentalmente de corto recorrido.

Tráfico advierte de que serán las principales vías de salida de los grandes núcleos urbanos, como Madrid y Barcelona, las que acumulen más vehículos durante esta tarde y mañana a primeras horas, dando paso en días posteriores a una mayor intensidad circulatoria en las carreteras convencionales que conectan distintas poblaciones y en las que dan acceso a los cementerios.

"El Puente de Todos los Santos no es el típico puente para irse a la playa ni para irse a esquiar como sí sucede en el Puente de la Constitución en diciembre. Son días para irse al pueblo o pasar unos días de descanso cerca de casa", señala a Efe un portavoz de la DGT.

Y es que nueve de cada diez viajes se harán dentro de España, ha asegurado a Efe el presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (Ceav), Rafael Gallego.

Las autovías de Extremadura (A-5), Burgos (A-1) y A Coruña (A-6) son las que concentrarán más tráfico este puente frente a la carretera de Valencia (A-3), vía predilecta por su conexión con las playas del Levante en otros periodos de vacaciones como Semana Santa.

De los 5,5 millones de movimientos previstos para estos días, un 26 por ciento, cerca de 1,5 millones, transitarán por carreteras de la zona centro: Madrid, Castilla-La Mancha y Extremadura; un 19 por ciento por el área de la Comunidad Valenciana y Andalucía; un 16 por ciento por el norte de Castilla y León y la cornisa cantábrica, mientras que por las vías gallegas y aragonesas se producirán un 11 por ciento de desplazamientos, respectivamente.

A pesar de que las previsiones meteorológicas ya avisan de lluvias, viento y más frío, la tradición animará un año más a miles de ciudadanos a cerrar sus casas por unos días, buscar el descanso en sus poblaciones de origen y acudir a los cementerios para llevar flores a sus seres queridos.

Otros simplemente buscarán "oxigenarse" de la gran ciudad en compañía de amigos o familia en una casa rural. Es uno de los planes que gana la batalla en este Puente de Todos los Santos, ya que se espera una ocupación superior al 70 por ciento, según la Asociación Española de Turismo Rural (Asetur).

Hace cinco años el puente coincidió en las mismas fechas que el de este año, de miércoles a domingo, un periodo en que se produjeron más desplazamientos que en esta ocasión (8,5 millones) y en el que fallecieron 26 personas.

Los datos disponibles de Tráfico recuerdan que se acumularon más de 1.000 kilómetros de retenciones en todas las carreteras en el arranque de la operación salida de 2007 y que llegaron casi a los 1.500 en la jornada de retorno que, al igual que este año, será domingo 4 de noviembre.

Mostrar comentarios