Recomendado

Hotel Lasala en San Sebastián, el lujo de dormir y comer frente al mar

Una propuesta inmejorable para dormir y comer en una de las ciudades más bonitas de Europa

Lasala
 

Afirmar que San Sebastián es una de las ciudades más bonitas de Europa puede sonar pretencioso, pero cuando la conoces, la visitas y la disfrutas; sus atractivos son tantos que, no dudará en unirse a la legión de admiradores que pregonan su liderazgo. Donosti es una ciudad hecha a la medida del hombre, pensada para moverse a pie, recorrerla tranquilamente, disfrutar de su privilegiada proyección sobre la bahía de La Concha. San Sebastián es un compendio arquitectónico y urbanístico sin fallos, sin errores. Desde Ondarreta a Gross y desde La Concha a Anoeta cada esquina, cada fachada, cada rincón es perfecto.

Lasala
 

Su oferta hotelera está en consonancia con su atractivo. Si el lujo elegante y medido del hotel María Cristina es el emblema de la ciudad y de un esplendoroso tiempo pasado; el Hotel Londres regala a sus huéspedes las mejores vistas posibles sobre La Concha. Amanecer sobre la tranquilidad de la bahía no tiene precio. Un más reciente, exclusivo y selecto hotel, Akelarre, de Pedro Subijana que ha completado su inmejorable propuesta gastronómica, unas habitaciones únicas que descansan sobre el Cantábrico. Lasala es la última incorporación de la ciudad, para dormir frente al mar y recogido del viento, como reza su eslogan.

Lasala
 

Estratégicamente situado frente a La Concha, junto al antiguo barrio pesquero y a espaldas de la playa surfera de Gross, Lasala ocupa un edificio característico de los primeros años del siglo XX. Una singular construcción de característica fachada de piedra que marca la clase y el estilo de la ciudad. El interior, totalmente reformado, crea espacios, abiertos, modernos, frescos y luminosos. Insuperable la terraza de la azotea que con unas vistas 360º sobre la ciudad se encuentra integrada sobre la misma bahía. Las habitaciones son más clásicas, cálidas y acogedoras que las zonas comunes gracias a los tonos blancos y azules con que se visten.

A nadie se le escapa que en San Sebastián hay un devoción reverencial hacia la comida en todos sus formatos: Pintxos y Alta Cocina, Vanguardia y Tradición. Y como no podía ser de otro modo en Lasala se cuida la gastronomía hasta el extremo. Tal responsabilidad recae sobre Ander González que recrea todo su saber en la Taberna La Jarana, pero que extiende y completa en toda la propuesta gastronómica del hotel, incluido el magnífico desayuno. El menú del restaurante es fresco y ligero, sin perder la esencia vasca del mejor producto. La carta es un compendio de recetas sencillas y disfrutonas, ricas y caseras.

Lasala
 

La fórmula desenfadada pero con solidez. En formato más ligero para picar en barra, o con más entidad para sentarse a la mesa con posibilidad de prolongar su recorrido con platos principales. Excelente el tomate de caserío con bonito del Cantábrico y la ensaladilla rusa, en la barra. En su punto de intensidad el steak tartare y muy correcto el arroz del día. El plato de huevos fritos de caserío con patatas fritas y morcilla es insuperable. Las albondigas de carne de primera, en este caso de txuleta (la pieza omnipresente en la cocina vasca) con foie, están bien formadas con una textura correcta y suculentas de sabor

Lasala
 
Hotel Lasala

Plaza Lasala 2
San Sebastián

Ahora en Portada 

Comentarios