Escapadas

Planes para hacer en Manhattan en un viaje de un día y ver lo más interesante

Desde las 08:00 hasta las 23:00 horas proponemos planes para pisotear la capital del mundo en busca de sus secretos, que tanto hemos visto en el cine.

Manhattan
Manhattan / Pixabay

La capital del mundo, forma parte del imaginario colectivo de todo el planeta. Sus rascacielos de vértigo, la 5ª Avenida, Broadway o Central Park son escenarios que sin haber visitado la ciudad, la hemos vivido gracias al cine. Melanie Grffith mostrando el perfil de Manhattan al coger el ferry desde Staten Island; Dustin Hoffman haciendo ‘footing’ por Central Park; Robert Redford paseando descalzo por Times Square; Audrey Hepburn ante el escaparate de Tiffanys; De Niro conduciendo su taxi por la 5ª Avenida, incluso el mítico King Kong encaramado al Empire State Building...

Un Manhattan que Woody Allen retrató en blanco y negro y que contrasta con las luces de neón de su increíble vida nocturna, hasta los antiguos y violentos bajos fondos (hoy transformados en las zonas más demandas) que Coppola o Scorsese retrataran magistralmente en su filmografía.

08:00h Cruce andando el Puente de Brooklyn, es el lugar por el que la mayoría de los que trabajan en Manhattan lo hacen todos los días... La sensación de flotar sobre el río y las vistas sobre la ciudad son indescriptibles. No hay mejor manera de empezar una visita a la Gran Manzana.

09:00h Sadelle’s (463 de Broadway). Es tal la fama de este sitio entre los neoyorquinos que sus desayunos se sirven hasta bien entrado el mediodía. Sus sandwiches a base de huevos frito, bacon y cualquier otro elemento, así como sus bagels rellenos de salmón ahumado hacen de este establecimiento uno de los más demandados entre los locales.

10:00h Un paseo por la zona cero. Hay un antes y un después en la vida de todo el planeta desde el atentado contra las torres gemelas. Un homenaje a los miles de caídos en el terrible atentado. Hay que visitar la zona absolutamente reformada, sigue siendo monumental.

11.00h Strand Bookstore. No son sólo sus miles de libros y su inmenso catálogo y fondo editorial, sino que tiene una de las mejores tiendas de merchandising de la ciudad e la que comprar algún recuerdo original con un sesgo literario único y diferencial.

12:30h Metropolitan Museum. Además de visitar y recorrer alguna de sus exposiciones temporales, siempre interesantes; desde la terraza del Met (como le llaman los locales), aquí se disfrutan de una de las mejores vistas de la ciudad y no tendrá que esperar las colas para subir al Top of the Rock (Empire State). No se pierda los espectaculares templos clásicos junto al gran ventanal.

13:30h Sushi on Jones. Un japonés diferente, aunque sea por su reducido tamaño, tan sólo cuatro asientos frente a la barra en la cual el sushiman David Bouhadana te sirve auténtico sushi en formato Omakase, es decir, el decide que es lo mejor para cada día y así te servirá. Delicioso y a un precio moderado.

15:00h Louis Armstrong Museum. Sí, porque Louis no fue sólo el gran instrumentista y vocalista del Jazz de la primera mitad del Siglo XX; sino que fue un gran tipo. Mucho antes de que Carlinhos Brown tratará de revertir la suerte de sus conciudadanos a través de la música; Armstrong dedicó parte de su fortuna en redimir el barrio en el que vivía. Prefirió invertir su dinero en mejorar un barrio humilde en el que vivía, que darse los lujos propios que a una estrella de espectáculo como él, podía permitirse. Su casa, en Corona (Queens) está tal y como en ella vivía el gran trompetista.

17:00h A media tarde un descanso para descansar en el Cafe Reggio, el lugar donde se inventó el capuchino. Además de su terraza tienen una pequeña mesa redonda de mármol con dos sillas de hierro en la que sentarse a ver pasar la ajetreada vida de la ciudad.

16:00h Tome el ferry de Staten Island en un viaje de ida y vuelta para tener otra perspectiva de la ciudad. Un barco en el que se han grabado cientos de películas y que utilizan miles de neoyorquinos para acudir al trabajo cada día.

19:00 El bar de la azotea del Hotel Gansevoort, en el renovado distrito Meatpacking. Impresionantes también las del Press Lounge Bar del Hotel Ink48.

20:30: Antes de salir a cenar, nada como darse el capricho de disfrutar de un auténtico bloody Mary en el King Cole Bar del lujoso hotel St. Regis.

21:00 Cenar en River Cafe. Maravillosas las que se disfrutan cenando en el elegante River Café, bajo el puente de Brooklyn, después de pasear por Heights Promenade, sobre la orilla del East River. Otra opción diferente y más latina es la de Habana Alma de Cuba, en el mismo Village. Buena cocina cubana, ritmos de salsa, mojitos y unos formidables puros que José Martínez lía allí mismo.

23:00h Una cita con la música en algunos de los bares míticos en los que las notas de jazz se han hecho universales. Blue Note ( ), El Ear Inn, el bar más antiguo de la ciudad a los pies del río Hudson y el Carlyle donde acude a tocar Woddy Allen y su banda.

Ahora en Portada 

Comentarios