Escapada 24 horas

Los mejores churros de Barcelona se sirven en Banys Nous

La Catedral del Mar, basílica que inspiró la novela de Ildefonso Falcones, es otra de las citas imprescindibles en una escapada a la ciudad condal.

Barcelona

Los viajeros al revés que los turistas suelen tratar de disfrutar del viaje, cuando la afluencia de visitantes baja considerablemente. Es la única forma de evitar las masas, los atascos y las largas colas en casi cualquier sitio. Barcelona es la ciudad más visitada de España, y con razón. El turista llega a la Ciudad Condal para empaparse de su urbanismo trazado con tiralíneas, su arquitectura modernista, el intrincado barrio Gótico y la belleza de sus paseos junto al mar.

09:00 A la salida del Ave nos dirigimos al lugar donde empezó todo, el barrio Gótico, el punto del que nació y desde el que se amplió la ciudad. Es casi una obligación probar los churros, siempre recién hechos de Banys Nous. Su dueño, un cordobés, los fríe a diario y en el momento. El chocolate para entonar el cuerpo en la granja (chocolatería) Dulcinea, donde paraba el genial pintor surrealista de iconicos bigotes, Salvador Dalí.

09:30 Para evitar las aglomeraciones que se producen un poco más tarde, cruce al otro lado de La Rambla para entrar en el Mercado de la Boqueria, una institución gastronómica tanto por la calidad de los productos de sus puestos de abastos, como por los platos que elabora El Quim, un pequeño puesto que a la hora del aperitivo y de la comida, se abarrota porque sorprende con una cocina elaborada de platos atractivos y llenos de sabor.

10:30 Visita a la Catedral del Mar, la basílica que inspiró la popular novela de Ildefonso Falcones, que es realmente una basílica menor levantada por los vecinos del barrio para hacer frente a la catedral identificada con la nobleza y la alta burguesía. Su aspecto exterior sólido y horizontal nada tiene que ver con su interior, elevado y vertical en el que la iluminación natural juega para resaltar el altar.

11:30 Déjese llevar por la intuición y pasee sin rumbo fijo por el barrio Gótico, sus calles estrechas, algunas retorcidas sobre sí mismas, plagadas de pequeño comercio y tiendas singulares, le llevarán por los lugares con más encanto de la ciudad.

12:30 Dirija sus pasos hacia el mar y ande a lo largo del paseo marítimo hasta el Puerto Olímpico, la zona más nueva de la ciudad. Dejando el mar a la derecha ponga rumbo a la torre del Hotel Vela, donde pararemos a comer y cuya silueta le recordará la tantas veces fotografiada torre del hotel Burj Al Arab de Dubai, dicen que el más lujoso del mundo. Es uno de los paseos más relajantes y atractivos que podemos hacer.

13:30 Pare a descansar en cualquiera de los bares y chiringuitos que hay frente al Puerto donde atracan los yates cuyo espectacular tamaño nada tienen que envidiar a los que encontramos en otros puertos del Mediterráneo.

14:00
Volvemos a los pies del Hotel Vela, para tomar un buen arroz en el restaurante del grupo Tragaluz, Pez Vela, una suerte de chiringuito evolucionado. Sus paellas más celebradas son las de verdura y la de marisco. Desde la terraza se puede ver como practican los surfistas y aunque el panorama invita a alargar la tertulia, debemos proseguir el camino.

16:30 El destino más buscado de Barcelona, La Sagrada Familia, es una iglesia inacabada cuyos pináculos irreales pueden parecer una ensoñación fantástica de su creador Gaudí, quien marcó así el inicio del modernismo catalán que ha trascendido fronteras.

18:00 Bajamos hasta la Diagonal, una de las principales arterias que recorren la ciudad de un extremo a otro, hasta llegar a la confluencia con el Paseo de Gracia, para recorrerla hasta la Plaza de Cataluña. Un paseo por la milla de oro de la ciudad. A mano izquierda el histórico Hotel Majestic, donde no solo se han alojado todos los personajes ilustres que han visitado la ciudad, sino que ha sido una especie de segunda sede oficial donde políticos de todo rango conciliaban posturas. Casi enfrente la increíble fachada modernista de Casa Battló que violenta hasta el extremo los cánones arquitectónicos de líneas verticales, hasta hacerlas desaparecer y sustituirlas por volúmenes, curvas y espacios ondulados.

20:30 Para relajarse y tomar una copa tranquilo acuda hasta el Hotel Cotton House, un extraordinario palacete del siglo XIX, donde podrá relajarse tomando un cóctel en su espléndido bar o en la acogedora biblioteca. Si lo desea, en su Atelier puede encargar unas camisas a medida de auténtico algodón egipcio que le confeccionará la sastrería Santa Eulalia, la más renombrada de la ciudad.

21:30 La gastronomía de Barcelona es para enloquecer, no hay ninguna otra ciudad en España dónde haya tantos restaurantes con estrella Michelin, sólo superada por París.

Es casi tan difícil decidirse por cualquiera de ellos como encontrar mesa libre. Por eso nuestra recomendación es reservar con mucho tiempo de antelación y si tenemos que elegir uno, prueben a hacerlo en Tickets, de Albert Adriá. Una cocina asombrosa de muchos quilates en formato tapas.

Ahora en portada

Comentarios