En Francia

¿Matas por volver a esquiar? Megeve un destino perfecto hecho para el esquí

Megeve es el paraíso alpino para los esquiadores que buscan nieve de calidad, kilómetros de pistas casi infinitas, en un ambiente único.

Esquí
Megeve es una de las estaciones con uno de los dominios esquiables más importantes del mundo.

Si eres de los que cree que se acaba el mundo cada vez que las estaciones de esquí cierran sus instalaciones cuando llega la Semana Santa. Si eres de aquellos a los que se les hace eterno el tiempo que transcurre hasta que vuelven las nevadas y los telesillas vuelvan a funcionar. Si eres de los que pasan todo el año rezando para que el próximo invierno nieve aún más que el anterior. Si eres de los que ‘matarías’ por deslizarte aunque fuera sólo una vez sobre tu tabla antes de que llegue la temporada; probablemente habrás esquiado en Megeve. Si no lo has hecho, reserva en Les Chalets de Fermes y esquía hasta hartarte.

Megeve es una de las estaciones con uno de los dominios esquiables más importantes del mundo. De hecho, decía una periodista de principios del Siglo XX, a la que se debe la promoción inicial como destino de esquí que “Megeve es una localidad hecha para el esquí y el esquí está hecho para Megeve” Tierra alpina de paisajes y belleza descomunal que recorre las orillas de los lagos y hace cumbre en picos inalcanzables. Arriba, 300 kilómetros de pistas divididas entre las tres áreas esquiables: Rochebrune, Jaillet y Mont d’Arbois.

Esquí
Megeve se fundó en el Siglo XII. Sus calles destilan el encanto de los pueblos alpinos.

Rodeado de tres macizos montañosos, el pueblo disfruta de vistas impactantes sobre el Montblanc. Megeve se fundó en el Siglo XII. Sus calles destilan el encanto inigualable de los pueblos alpinos, calles empedradas que descubren la arquitectura original y característica de Savoya. De entre sus pequeñas plazas, sobresale el campanario de la iglesia que data del Siglo XIII. Un ambiente distinguido y elegante dota al pueblo de un alma y un carácter que le diferencia de cualquier otro destino de esquí.

Históricamente Megeve era un pueblo de granjeros, no en vano sus tierras son inmensamente fértiles y ricas y aún se exponen los mercados al aire libre. De ahí proviene el gusto por la buena gastronomía cuya culminación se resume en la cocina del chef Emmanuel Renaut quien ostenta 3 estrellas en su restaurante Flocons de Sel, desde hace un lustro. Emmanuel elabora una gastronomía más que francesa, de Savoya, académica y muy técnica, pero libre y emocional. Renaut muestra en su menú las influencias que el medio que le rodea ejercen en su modo de cocinar. Su menú degustación es un paseo por los paisajes que rodean Megeve.

MEGEVE
Cerca del centro del pueblo,  destaca un chalet decorado por Jocelyne Sibuet.

A un paseo del centro del pueblo, a un lado de la estrecha carretera destaca un chalet impresionante de 400 M2, decorado por Jocelyne Sibuet. El amplísimo salón de estar forrado en maderas que potencian la calidez, invita a disfrutar del apre-ski en los sofás que rodean la chimenea. Cuatro cómodas habitaciones y una suite conforman la zona de descanso. El chalet se completa con una piscina interior y un auténtico spa alpino además de los servicios propios de hotel, y un copioso desayuno para afrontar un día en la montaña.

Ahora en Portada 

Comentarios