Toma nota

Seis rutas en bicicleta por Madrid para convertir el fin de semana en un planazo

Pedales e historia tienen una cita con ciudades como Aranjuez o Alcalá de Henares para que descubras los encantos de Madrid sin bajar del sillín.

ista lateral del Monasterio y los jardines de El Escorial – Pixabay
ista lateral del Monasterio y los jardines de El Escorial – Pixabay

A pesar de su relativamente pequeño tamaño, la Comunidad de Madrid dispone de un buen número de planes de ocio con los que descubrir los encantos de una provincia que no se reducen a la capital. Más allá del asfalto y de los rascacielos, Madrid se abre a un buen número de pueblos y ciudades, incluso algunas con Patrimonios de la Humanidad catalogados por la Unesco, y a planes alternativos en el campo o en la montaña que sólo están esperando que te subas a la bici.

Historia, gastronomía, naturaleza y deporte se conjugan para convertir cualquier fin de semana en un planazo con la ayuda de Ciclamadrid, la marca de cicloturismo de la Comunidad de Madrid, que ha diseñado un recorrido perimetral de más de 400 kilómetros, dividido en 17 etapas, para descubrir destinos turísticos y parajes naturales únicos entre los que se encuentran tres Patrimonio de la Humanidad Unesco y un Parque Nacional. También existe otra posibilidad, desarrollada en tours más breves, que ofrecen recorridos circulares, de los que te ofrecemos seis muy interesantes para conocer en bicicleta.

Aranjuez, Ciudad Patrimonio.

Con un recorrido de 16 kilómetros, dificultad baja y poco desnivel, esta primera posta nos traslada al sur de la región. El punto de salida es Aranjuez, ciudad que entra en la catalogación Unesco por su rico patrimonio histórico, con ejemplos como el Palacio Real, los Jardines o el curioso Museo de Falúas Reales. El recorrido también invita a llegar al Real Cortijo de San Isidro, un poblado neoclásico que Carlos III con el que pretendía explotar de forma agrícola la zona. En la actualidad se produce un buen vino que lleva el nombre del Cortijo, así que puedes convertirlo en una parada didáctica y enológicamente atractiva si bajas de la bici.

Pedalea por la ciudad de Cervantes: Alcalá de Henares.

Sólo 22 kilómetros y en un terreno bastante llano, marcado por el carácter urbano de Alcalá de Henares, es la propuesta cultural y deportiva con la que conocer el legado de la antigua Complutum y algunas de las estancias más señeras de la ciudad. Hogar del célebre Miguel de Cervantes, esta bien conservada población siempre merece una visita por el gran legado arquitectónico que reúne, como la Casa Hyppolitus, una joya romana, o su impresionante catedral, mezcla de estilo gótico y renacentista.

El Palacio Real de Aranjuez - Pixabay
El Palacio Real de Aranjuez - Pixabay

San Lorenzo de El Escorial y sus rincones

Muy breve aunque con alguna pendiente más nos espera esta ruta, de algo más de 14 kilómetros de longitud, que discurre por completo entre San Lorenzo de El Escorial y El Escorial. Aquí te espera una buena dosis de historia, encabeza por el Real Sitio, donde el impresionante monasterio será parada fundamental del camino. Junto a él se abren otras dependencias, como los Jardines o la cercana Casita del Príncipe, donde todo ejerce como testigo del paso del tiempo de la dinastía de los Austria por España.

Puertos Míticos de la Comunidad de Madrid

Para hacer frente a este desafío ya hay que estar en buena forma física. Durante 81 kilómetros y con un fuerte desnivel, superior a los 1.500 metros, esta ruta nos guía algunos pueblos icónicos de la Sierra de Madrid. Soto del Real, Miraflores de la Sierra, Canencia, Lozoya o Rascafría serán los puntos a recorrer, donde destacan las excepcionales vistas que se abren desde el Puerto de la Morcuera, que nos permitirá observar las bellas vistas de las montañas y los numerosos arroyos que manan desde ellas.

Vista de la Plaza de Cervantes, en Alcalá de Henares - Pixabay
Vista de la Plaza de Cervantes, en Alcalá de Henares - Pixabay

El río Tajuña y el tren de los 40 días

No muy larga, con un total de 34 kilómetros, pero con pocas variaciones del terreno, espera esta ruta en la parte oriental de la región. Con comienzo en Carabaña, una población de tradición agrícola, la ruta desciende hasta encontrar la denominada Vía Verde del tren de 40 días, levantada durante la Guerra civil para abastecer al Madrid cercado. En la actualidad está abandonada pero sigue un camino muy curioso, rodeado de tierras de cultivo, en el que reencontrarse con la tranquilidad campestre y donde disfrutar de los agradables paisajes de campiña que aquí se suceden.

Vista del Monasterio de El Escorial - Pixabay
Vista del Monasterio de El Escorial - Pixabay

Descubriendo la sierra oeste de Madrid y sus vinos

Cambiamos de registro para cerrar nuestra aventura, esta vez en la parte occidental de la Comunidad, dirigiéndonos al punto de salida que nos espera en San Martín de Valdeiglesias. La ruta tiene una dificultad moderada, principalmente por su longitud (39 kilómetros) y por algunos acusados desniveles a mitad de camino. Sobre la bicicleta podrás contemplar algunas de las alturas más características de la Sierra de Madrid y sus graníticas formaciones, así como disfrutar de un alto en el camino de algunas de las bodegas que forman parte de esta zona, catalogada dentro de la denominación de origen Vinos de Madrid, como Bodega Bernabeleva. Eso sí, no dejes de visitar en San Martín el famoso castillo de La Coracera, erigido en el siglo XV y residencia de la reina Isabel la Católica.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING