Miércoles, 18.07.2018 - 18:31 h
Escapada a Brujas

Un viaje al paraíso
del chocolate por 
San Valentín

Brujas ha adquirido por derecho propio fama y titularidad que la ponen por delante de otros destinos en Suiza, como la capital del chocolate.

Brujas

Dicen que el chocolate es uno de los alimentos más afrodisíacos que existen, otros, sin embargo atribuyen sus propiedades como un calmante cuando el sexo escasea. Como quiera que fuera, el chocolate es un producto que colma deseos y despierta apetitos. La ciudad de Brujas ha adquirido por derecho propio fama y titularidad que la ponen por delante de otros destinos en Suiza, como la capital del chocolate. Y de todas las tiendas en las que se ofrece el oro negro, The Chocolate Line, ofrece pura vanguardia de chocolate y Dominique Persoone, su creador, el Ferrán Adriá del chocolate.

Persoone, no solo combina y crea con éxito nuevos sabores que antes parecían imposibles, si no que su resultado es brillante y asombroso. Su imaginación derriba los muros de todo lo que se hubiera hecho hasta entonces, porque sólo así se generan nuevas sensaciones y sabores ¡Pura vanguardia! Ingredientes potentes, casi explosivos, resultan luego suaves y sutiles, tan sólo un pellizco al paladar para despertar los sentidos. Ingredientes provocadores como el wasabi y la pimienta, otros más grasos como el aguacate y las aceitunas negras, y otros divertidos como los sabores de cola; resultan brillante en boca.

Siempre provocador, se enfrentó a un reto que superó con uno de sus postres más singulares. “La maquina de esnifar chocolate”. Después de pensar como sorprender a los cuatro músicos que habrían disfrutado de los mejores productos y los platos más asombrosos en todo el mundo, estuvo a la altura y no defraudo ¡Una máquina para esnifar chocolate! Un chocolate mezclado con menta y jenjibre, permitía ser absorbido por la nariz, abriendo las vías respiratorias para penetrar de un modo más profundo y hacerlo llegar directamente al cerebro. Un postre bestial.

Persoone define las herramientas que utiliza para hacer del chocolate perfección: “La elección de materia prima de la mejor calidad, el mejor chocolate y del mejor origen, pero luego considero esencial, mantener la mente muy abierta, para lograr un equilibrio perfecto entre el chocolate y los sabores y aromas que deben de ser los protagonistas, un equilibrio entre la potencia de un buen chocolate y la delicadeza del sabor y aroma del resto de ingredientes.

Otro de los grandes templos del chocolate en Brujas, es la chocolatería de la familia Dumon a espaldas de la plaza Markt, es una pequeña tienda en la que los chocolates son excelentes pero más clásicos que los de Persoone. La familia Dumon explica con cariño y en detalle como han hecho cada uno de los pralines, bombones y chocolates que exponen en sus vitrinas.

Dominique Persoone. The Chocolate Line.
En la plaza Simon Stevinplein 19.

Dumon Chocolatier
En Eiermarkt 6. A un costado de la plaza Market.

Un viaje al paraíso del chocolate por San Valentín

Ahora en portada

Comentarios