Escapada

Visita a Palma de Mallorca a ritmo de jazz tomando el primer café en La Molienda

Se proyecta celebrar un ciclo de cine en el que se presentarán tres películas íntimamente ligadas al ritmo musical. 

Paseo MarÍítimo de PAlma de Mallorca
Paseo Marítimo de Palma de Mallorca / EP

Palma es irresistible y magnética. Irradia un encanto al que es difícil resistirse. Como en un permanente espejismo en el que las callejuelas del barrio judío se descubren las fachadas casi irreverentes de estilo Modernista y Art Noveau de las casas que se encuentran en el triángulo que forman las plazas Mayor, Mercado y Cortes. Sobre el mismo puerto y en un extremo de la ciudad se levantan verticales las agujas y el rosetón de la Catedral gótica, que forma parte del perfil de la ciudad y que necesitó de más de cuatro siglos para su conclusión y a la que incluso, el maestro Gaudí impuso su estilo personal.

El Palacio de la Almudaina, un gran edificio de capricho y líneas formales frente al mar contrasta con el laberinto de callejuelas que se entremezclan a sus espaldas y con el colorido ambulante de los puestos de frutas y verduras del Mercado de Santa Catalina. Frente a un pasado heterodoxo que mezcla estilos de todas las épocas, el Museo de Arte Contemporáneo exhibe algunas de las mejores obras de autores como Picasso y Miro; y apoya sus muros sobre la vieja muralla de la ciudad. El arte prosigue su exhibición en la Fundación March, en la que Dalí y artistas de envergadura muestran sus mejores creaciones.

Un desayuno en La Molienda, donde se sirven cafés selectos orgánicos de pequeños productores y unas deliciosas tostas cubiertas de aceite, tomate, aguacate y huevo. Otra opción para el desayuno o para el almuerzo tardío, esa comida de media mañana tan mediterránea, es el Bar España. Buen café y sus típicos llonguets, esos panecillos con los que se hacen pequeños bocadillos rellenos de caso cualquier cosa, todos excelentes, para disfrutar en su terraza. La Biblioteca de Babel, presenta estanterías repletas de libros, pero donde tomar buenos cócteles y vinos por copas mientras ojea su última adquisición.

El Festival de Jazz Voyeur de Palma de Mallorca inicia su andadura, la undécima edición con uno de los mejores carteles de su historia en los que se escuchará ritmos de blues, latin jazz e inclusos big bands. Artistas de la talla como la banda orignal de los Blues Brothers, Chucho Valdés, San Francisco Jazz Collective que homenajeará a Miles Davis, la sublime Madeleine Peyroux que interpretará canciones de su nuevo albúm Anthem y canciones de Leonard Cohen, el músico y compositor portugués Salvador Sobral ganador de Eurovisión conforman el cartel.

Este año y con el fin de promocionar y dar a conocer el mejor jazz del momento y al mayor número de personas posibles; se proyecta celebrar un ciclo de cine en el que se presentarán tres películas íntimamente ligadas al jazz: The Blues Brother, Calle 54 y A Different Kind of Blue. Los dos hoteles Innside de Melia en la ciudad, no sólo apoyan el festival con actuaciones concretas en sus propias instalaciones, sino que un año más, han actuado como el verdadero mecenas del festival para que Palma de Mallorca pueda disfrutar de un evento musical de la talla y del nivel de los que se celebran en otras ciudades españolas.

Ahora en Portada 

Comentarios