Jueves, 23.05.2019 - 09:55 h
Novedades

Ford Focus ST 2019: llega en verano con motor gasolina o diesel y dos carrocerías

El más potente tendrá 280 caballos. Las novedades incluyen un diferencial autoblocante y una transmisión automática más eficaz.

Ford Focus
 

La versión deportiva ST de la nueva generación del Ford Focus se lanzará al mercado el próximo verano. Al igual que en la anterior evolución del modelo, estará disponible con mecánicas de gasolina y Diesel y con carrocerías berlina y familiar Sportbreak. Esta última lo mantiene en un nicho con muy poca competencia, entre la que figuran el SEAT León CUPRA o el Volkswagen Golf R.

El Focus ST se distingue del resto de la gama por el parachoques frontal con una rejilla específica que refrigera mejor el motor, los faldones laterales, el alerón trasero y la doble salida de escape en cada extremo del difusor trasero. Además, se puede pintar de dos colores nuevos: el Azul Performance y el Naranja Fury.

También monta llantas de diseño exclusivo, de serie de dieciocho pulgadas y de diecinueve en opción. Se instalan sobre neumáticos Michelin Pilot Sport 4S. El habitáculo cuenta con asientos deportivos Recaro, datos adicionales en el cuadro de instrumentos, como la temperatura del aceite o su presión, y detalles en aluminio, entre ellos el pomo de la palanca de cambio o los pedales.

Hasta 280 CV y con nuevo diferencial autoblocante

Ford ofrecerá esta variante con dos propulsores. Uno será el Diesel EcoBlue de dos litros que ya está presente en la gama del Focus. Pero en el ST generará 190 caballos de potencia, convirtiéndolo en el motor de este tipo más potente que ha tenido el modelo. Según el fabricante, el par máximo que alcanza es de 400 Nm.

La opción con las mayores prestaciones la representará el de gasolina EcoBoost. Es el mismo de cuatro cilindros y 2,3 litros de cilindrada comercializado para el Mustang, aunque en el Focus produce 280 CV en lugar de 290. Ford afirma que, con esta mecánica, el nuevo Focus ST acelera de 0 a 100 Km/h en menos de seis segundos.

Por defecto, ambos se asocian a una caja de cambios manual de seis relaciones. Como opción existirá una automática de nueva factura con siete velocidades. Cada una tendrá funciones adicionales distintas en el selector de modos de conducción. La manual, el 'Launch Control' para obtener el mejor rendimiento en la aceleración y un sistema para igualar las revoluciones del motor y de la transmisión al cambiar de marcha. La automática, una configuración especial pensada para la conducción en circuito.

Para mejorar el manejo del Focus, Ford ha aumentado la rigidez de la amortiguación -un 20 % delante y un 13 % detrás-, ha disminuido diez mm la altura del chasis y ha incrementado la respuesta de la dirección. La novedad principal se halla en la presencia de un diferencial autoblocante de deslizamiento limitado con control electrónico. Se monta únicamente en la versión de gasolina, mientras que la Diesel opta por una tecnología de gestión de la guiñada en curva. Estas medidas se completan con discos de freno de mayor tamaño que los de serie, de 330 mm de diámetro los frontales y 320 los traseros.

Ahora en Portada 

Comentarios