Sábado, 04.04.2020 - 00:18 h
RELOJES 

'Heritage' de Carl F. Bucherer, más allá de la memoria histórica

La línea Heritage de Carl F. Bucherer se estrena con un cronógrafo bicompax y calendario anual inspirado en los años 50.

BUCHERER
La nueva línea Heritage de Carl F. Bucherer se inaugura con un precioso y preciso cronógrafo inspirado en los años 50.

En el manual de estilo de Carl F. Bucherer se unen el sentido relojero y el conocimiento de un sector donde ha dejado muestras de su gusto por la tradición y por una imagen donde el clasicismo se traduce en colecciones como Manero o Patravi. Ahora, acaba de presentar en sociedad una nueva línea de expresión que responde al nombre de Heritage y que está llamada a complementar creaciones como su afamado Tourbillon Double Peripheral. Se trata del Heritage Bicompax Annual, que se presenta en dos variantes de caja y ambos en edición limitada a 888 unidades, cifra que hace referencia al año de fundación de la marca. Como su propio nombre indica, este modelo rinde homenaje al legado de la firma y se ha inspirado en una creación histórica de 1956, pero eso sí adaptado a los nuevos tiempos, lo que se traduce en un aumento de su tamaño hasta los 41 mm de diámetro.

CARL
La versión de acero con esfera plateada, totalizadores negros y dotada de correa de caucho estructurada llama la atención por sus líneas puras.

El segundo modelo se presenta con esfera en tono champán rosado, con el bisel, los pulsadores y la corona acabados en oro rosa. Una pieza de excepcional belleza y que transmite todos los valores de la firma radicada en Lucerna.

En el apartado mecánico, ambos modelos son accionados por el calibre automático CFB 1972, que cuenta con una reserva de marcha de 42 horas. Además de la función de cronógrafo, incorpora un calendario anual con gran fechador –emplazado sobre la posición central– y la indicación del mes se muestra entre las 4 y las 5 horas. Fiel con el modelo histórico, esta nueva creación incluye una esfera para la indicación Bicompax y la escala taquimétrica. Estamos ante una pieza que logra combinar con acierto elementos actuales con otros de corte vintage que destacan la tradición y la historia relojera de Carl F. Bucherer. Esta nueva línea no es otra cosa que la inspiración que ofrecen más de 130 años de investigación relojera y un saber hacer totalmente personal.

BUCHERER
Siempre en manos de un apellido, Bucherer, que camina ya por su tercera generación.

Nadie duda a estas alturas que Carl F. Bucherer es una firma con personalidad propia y que exhibe con orgullo su carácter independiente y familiar. Una condición especial y singular que le permite afrontar propuestas como esta, apoyada en una pieza histórica que ya causó sensación en su nacimiento. No hay que olvidar que estamos hablando de un cronógrafo, entonces declinado con un diámetro de 34 mm, que suponía un notable avance en aquellos años. Contaba con un diseño moderno para la época, con una línea sofistica de dinámicas y llamaba la atención por sus finos pulsadores longitudinales. Era la simbiosis perfecta entre un reloj de líneas deportivas pero que no renunciaba a la elegancia que se exigía en los años 50. La recuperación de postulados relojeros clásicos se ha convertido en una de las líneas de expresión de las casas relojeras, y Carl F. Bucherer cuenta con la ventaja indudable de que nunca ha abandonado ese territorio.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING