Viernes, 22.06.2018 - 11:02 h
Ante su marcha al Banco Central Europeo

Guindos se despide de la política española atribuyéndose el 'milagro económico'

El titular de Economía aprovecha su última sesión de control en el Congreso para hacer balance de los logros de su cartera

Luis de Guindos participa en su última sesión de control en el Congreso
Luis de Guindos participa en su última sesión de control en el Congreso / EFE

El todavía ministro de Economía, Luis de Guindos, ha aprovechado su última sesión de control al Gobierno, este miércoles en el Congreso, para atribuirse el cambio de modelo productivo en España. Esta no es, sin embargo, la primera vez que De Guindos focaliza en su cartera los avances registrados por nuestra economía desde que el país inició la senda de la recuperación en 2014. Lo significativo es que, en esta ocasión, lo hace a modo de despedida de la política española, cuando está a punto de presentar su dimisión para hacerse cargo de su nuevo puesto como vicepresidente del Banco Central Europeo.

Durante su intervención en la Cámara Alta, De Guindos se ha nutrido de los datos de servicios y actividad industrial publicados este miércoles como cierre de 2017 para aplaudir su propia gestión. En ambos casos las ventas y la creación de empleo registran sus mayores avances en más de una década, es decir, desde antes de que comenzasen las dificultades para nuestro país. 

“En estos momentos, somos capaces de crecer por encima del 3% con desapalancamiento, tiene que ver con que la inversión ya no se dedica al ladrillo”, ha insistido el ministro. Se refiere e ministro al proceso de desendeudamiento que ha acometido el sector privado a lo largo de los últimos años. Un esfuerzo, el de las familias y empresas, que contrasta sin embargo con el fuerte aumento de la deuda pública, que ha vuelto a marcar máximos históricos en el último año, en los 1,144 billones de euros, pese a cumplir nuestro país con el objetivo comprometido con Bruselas (98,1% del PIB).

La oposición en bloque le ha recriminado sin embargo la ausencia de un borrador de presupuestos para iniciar un debate sobre las necesidades de la Ciencia y de la I+D+i en el país. Guindos ha respondido con loas hacia el Nuevo Plan de Investigación Científica e Innovación, de aquí a 2020, y lanzando piedras al sector privado donde, ha dicho, reside el déficit inversor en I+D+i, pese a los también buenos datos comerciales hechos públicos la semana pasada “y que muestran que el componente tecnológico de las exportaciones españolas va hacia arriba”, ha dicho.

“Nunca habíamos tenido seis años de crecimiento consecutivo”, ha señalado el todavía ministro, “y esto tiene que ver con que España ha salido de la crisis”.

Olvida, sin embargo, De Guindos, que parte del avance ha venido también por el saneamiento de las cuentas públicas, un proceso en el que los trabajos del Ministerio de Hacienda han sido claves a lo largo de los últimos años. No en vano, el Departamento que encabeza Cristóbal Montoro puso en marcha todo un entramado de apoyo financiero a las comunidades autónomas y entidades locales que les ha permitido hacer frente a sus pagos con los proveedores y reducir el déficit público desde los niveles máximos alcanzados en la fase más aguda de la crisis.

el relevo

Habrá nuevo ministro de Economía antes del lunes

Luis de Guindos, ha afirmado que antes del lunes el Gobierno anunciará cuándo deja sus responsabilidades y ha asegurado que "los días están contados". En declaraciones a los medios en el Congreso, De Guindos ha señalado que hoy ha sido su última sesión de control al Gobierno y ha negado conocer a la persona que le sustituirá al frente de la cartera de Economía. "No tengo la más mínima idea", ha asegurado, al tiempo que ha ironizado con los periodistas al pedirles que "si tienen alguna pista, se lo agradecería". El próximo lunes, día 26, tendrá lugar su comparecencia formal en la Comisión de Economía del Parlamento Europeo.

Los mecanismos extraordinarios de liquidez  han impedido caer a los gobiernos autonómicos, muchos de los cuales tenían cerrada la financiación a través de los mercados. Cataluña, Comunidad Valenciana, Andalucía, Murcia o Castilla-La Mancha constituyen un buen ejemplo de ello.

 Más empleo, pero de escasa calidad

La recuperación a la que alude el ministro se ha llevado a cabo con una fuerte creación de empleo que, sin embargo, sigue sin ser mayoritariamente de calidad. De hecho los contratos a tiempo parcial se han disparado un 21% desde el inicio de la recuperación y los temporales representan 9 de cada 10 que se firmaron el año pasado. 

Eso sin contar con que el ritmo de creación de empleo ha perdido fuelle en el último año, tal y como demostraban recientemente los datos de la Encuesta de Población Activa del último trimestre de 2017.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios