Miércoles, 12.12.2018 - 13:49 h

Una chica con Síndrome de Down abre una panadería tras ser rechazada laboralmente

Collette Divitto, una joven americana de 22 años, decidió abrir una panadería en Boston después de haberse sentido discriminada en repetidas ocasiones a consecuencia de padecer Síndrome de Down.

El negocio está siendo un rotundo éxito, convirtiéndose en una de las panaderías más importantes de la ciudad.

Una chica con Síndrome de Down abre una panadería después de haber sido rechazada laboralmente

El caso de Collette Divitto es el ejemplo de que las limitaciones están para ser esquivadas. Esta joven de 22 años es natural de Boston y nació con el denominado Síndrome de Down.

Después de muchos intentos para encontrar trabajo sin resultados favorables, Collete sintió que su enfermedad suponía un claro obstáculo para su inclusión en el mundo laboral. "Muchas personas que me entrevistaron me dijeron que yo era muy guapa, pero que no era una buena opción para ellos. Fue muy doloroso y me sentí muy rechazada", comenta la chica.

Dada esta situación y harta de cargar con ese 'lastre', decidió tomar la riendas ella misma de su futuro abriendo su propio negocio, una panadería. Aficionada a la cocina desde pequeña uno de sus sueños era trabajar en un establecimiento de pan, por lo que no dudó un momento en emprender junto a su madre y su hermana.

Hace más de un año abrió la panadería 'Collettey', donde vende pan y otros productos en la ciudad de Boston. La afluencia de público es tan grande que los pedidos se han multiplicado a lo largo de los meses, hasta llegar a más de 10.000 en el pasado mes de diciembre.

"El mayor éxito hasta el momento es lo rápido que está creciendo mi empresa, lo que significa que puedo comenzar a contratar personal, con y sin discapacidad", contó la joven a los medios locales que se han interesado por su historia. "Nunca se den por vencidos. No dejen que nadie te ponga triste ni te haga sentir rechazado. Mantén tu motivación y persigue tus sueños", concluyó Collete Divitto que se ha convertido en todo un ejemplo para los millones de personas que sufren su misma enfermedad.

Ahora en Portada 

Comentarios