Sábado, 21.10.2017 - 16:15 h

Dos amigas estadounidenses descubren que proceden del mismo donante de semen

  • Mikayla y Emily se conocieron en Facebook cuando buscaban una compañera de habitación en la universidad de Tulane. No tardaron en hacerse buenas amigas por todo lo que compartían.
  • Movidas por la curiosidad, ambas comprobaron que procedían del mismo donante de semen. "Tulane nos parecía la decisión correcta, y esto lo prueba", asegura una de las jóvenes.
Las dos amigas que resultaron ser hermanastras compraron hasta la misma chaqueta durante las rebajas.
Las dos amigas que resultaron ser hermanastras compraron hasta la misma chaqueta durante las rebajas.

Mikayla Stern-Ellis y Emily Nappi se conocieron al llegar a la universidad. Desde el primer momento sintieron que eran como hermanas. A las dos les gustaba el teatro, procedían de familias monoparentales y hasta habían comprado la misma chaqueta en las últimas rebajas. Para más inri, se parecían físicamente. "Hay un 25% de posibilidades de que seamos hermanas", le decían a sus nuevos amigos en broma.

Su predicción no iba desencaminada. Tras una comprobación curiosa, las dos jóvenes, animadas por sus madres, descubrieron que habían nacido del mismo donante de esperma, una sorpresa que las ha hecho inseparables desde su primer año como universitarias.

[Te puede interesar: El donante, una figura sin responsabilidad parental salvo excepciones]

La increíble historia comenzó cuando las dos chicas se agregaron en Facebook mientras buscaban una compañera de habitación en la residencia universitaria de la universidad de Tulane, de Nueva Orleans (Luisiana). Como cualquier otro joven, buscaban a alguien con intereses parecidos y con el que pudiesen congeniar. Tanto Mikayla como Emily se sorprendieron ante todo lo que tenían en común."Miré la encuesta online de la residencia y cuando vi las respuestas de Emily me di cuenta de que teníamos mucho en común", explicó Mikayla al periódico de la universidad, el Tulane Tollaballoo.

Emily ya había encontrado compañera de habitación, pero eso no las separó. Las dos chicas de 19 y 18 años, descubrieron que ambas habían sido concebidas a través de un donante de semen colombiano. Cuando sus madres escucharon la historia y se percataron del enorme parecido físico que presentaban, les animaron a comprobar el número de ficha del donante, que resultó ser la misma persona.

"Este es sólo uno de los increíbles regalos que ya le ha dado Tulane", aseguró la madre de Mikayla, Heidi Stern-Ellis.El donante, un amante del teatro

Uno de los sorprendentes puntos en común que se ha atribuido a los genes que comparten las dos jóvenes es su afición por el teatro. Ambas actúan en la obra de teatro 'Vagina Monologues' ('Monólogos de la vagina'), un interés que puede proceder de su padre biológico, que en su ficha de donante indicó el teatro como una de sus aficiones, según explicóStern-Ellis.

[Quizá te interese: Cómo funcionan las técnicas de reproducción asistida]

"Tulane nos parecía la decisión correcta, y esto lo prueba", resaltó Mikayla tras conocer el secreto. Su madre se mostró igual de emocionada:"Creíamos que allí ella encontraría una educación, pero además encontró a una hermana".

Mikayla Stern-Ellis y Emily Nappi se conocieron al llegar a la universidad. Desde el primer momento sintieron que eran como hermanas. A las dos les gustaba el teatro, procedían de familias monoparentales y hasta habían comprado la misma chaqueta en las últimas rebajas. Para más inri, se parecían físicamente. "Hay un 25% de posibilidades de que seamos hermanas", le decían a sus nuevos amigos en broma.

Su predicción no iba desencaminada. Tras una comprobación curiosa, las dos jóvenes, animadas por sus madres, descubrieron que habían nacido del mismo donante de esperma, una sorpresa que las ha hecho inseparables desde su primer año como universitarias.

[Te puede interesar: El donante, una figura sin responsabilidad parental salvo excepciones]

La increíble historia comenzó cuando las dos chicas se agregaron en Facebook mientras buscaban una compañera de habitación en la residencia universitaria de la universidad de Tulane, de Nueva Orleans (Luisiana). Como cualquier otro joven, buscaban a alguien con intereses parecidos y con el que pudiesen congeniar. Tanto Mikayla como Emily se sorprendieron ante todo lo que tenían en común."Miré la encuesta online de la residencia y cuando vi las respuestas de Emily me di cuenta de que teníamos mucho en común", explicó Mikayla al periódico de la universidad, el Tulane Tollaballoo.

Emily ya había encontrado compañera de habitación, pero eso no las separó. Las dos chicas de 19 y 18 años, descubrieron que ambas habían sido concebidas a través de un donante de semen colombiano. Cuando sus madres escucharon la historia y se percataron del enorme parecido físico que presentaban, les animaron a comprobar el número de ficha del donante, que resultó ser la misma persona.

"Este es sólo uno de los increíbles regalos que ya le ha dado Tulane", aseguró la madre de Mikayla, Heidi Stern-Ellis.El donante, un amante del teatro

Uno de los sorprendentes puntos en común que se ha atribuido a los genes que comparten las dos jóvenes es su afición por el teatro. Ambas actúan en la obra de teatro 'Vagina Monologues' ('Monólogos de la vagina'), un interés que puede proceder de su padre biológico, que en su ficha de donante indicó el teatro como una de sus aficiones, según explicóStern-Ellis.

[Quizá te interese: Cómo funcionan las técnicas de reproducción asistida]

"Tulane nos parecía la decisión correcta, y esto lo prueba", resaltó Mikayla tras conocer el secreto. Su madre se mostró igual de emocionada:"Creíamos que allí ella encontraría una educación, pero además encontró a una hermana".

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios