Viernes, 17.08.2018 - 09:06 h

Blázquez simboliza en Delicado Baeza la labor de los obispos de la Transición

Valladolid, 18 mar (EFE).- El presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez, ha agradecido hoy la apertura a los "nuevos tiempos" que protagonizaron los obispos españoles durante la Transición y ha simbolizado esa actitud en el arzobispo emérito de Valladolid, José Delicado Baeza, fallecido ayer a los 87 años.

FUNERAL ARZOBISPO

Valladolid, 18 mar (EFE).- El presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez, ha agradecido hoy la apertura a los "nuevos tiempos" que protagonizaron los obispos españoles durante la Transición y ha simbolizado esa actitud en el arzobispo emérito de Valladolid, José Delicado Baeza, fallecido ayer a los 87 años.

"Aquel tiempo exigía claridad para distinguir la palabra de los ruidos, la esperanza de renovación auténtica de otros proyectos en los que a veces se mezclaba el metal precioso con la ganga comprensible en momentos de grandes cambios", ha reflexionado Blázquez, también arzobispo de Valladolid, durante el funeral y sepelio de Delicado Baeza, celebrado esta tarde en la catedral.

Aquellos prelados, ha proseguido durante su homilía, ejercieron su apostolado "en plena efervescencia posconciliar y en los comienzos de la transición política de nuestro país".

Por todo ello, "son acreedores de nuestra particular gratitud", ha añadido Blázquez delante de una veintena de obispos que han despedido a Delicado Baeza, antes de su inhumación en la capilla de la Virgen del Sagrario, patrona del cabildo catedralicio, que han presenciado unas 2.500 personas.

No ha olvidado tampoco, en el caso del emérito finado, "su apertura a los nuevos tiempos, su capacidad de discernimiento y lucidez" cuando ocupó puestos de responsabilidad dentro de la Conferencia Episcopal en los años ochenta, como vicepresidente (1981-1988) y máximo responsable de la Comisión de Enseñanza (1988-1992).

El papa Francisco, a través de su secretario de Estado Vaticano, ha enviado un mensaje de condolencia por la pérdida de "tan solícito pastor", al igual que la presidenta de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Dolores de Cospedal, como representante de la comunidad autónoma natal del prelado fallecido.

Han asistido al sepelio los obispos de Toledo, Braulio Rodríguez; el emérito de Sevilla, cardenal Carlos Amigo; el auxiliar de Madrid, Juan Antonio Martínez Camino, y los de Astorga, Ávila, Burgos, Ciudad Rodrigo, Coria-Cáceres, Jaén, León, Oviedo, Osma-Soria, Pamplona, Salamanca, Segovia, Tuy-Vigo, y los eméritos de Sigüenza-Guadalajara y de Cádiz-Ceuta.

Blázquez simboliza en Delicado Baeza la labor de los obispos de la Transición

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios