Jueves, 22.08.2019 - 16:49 h

Los grandes olvidados: 11 millones de personas podrían morir de hambre en los próximos meses

11 millones, de los cuales 6,5 son niños, podrían morir de hambre consecuencia de las sequías que asolan el Cuerno de África.

Somalia, Etiopía y Kenia sufren actualmente hambre extrema y necesitan asistencia humanitaria urgente.

Cuando hagas la compra recuerda: con lo que tiras comen 4 niños en África al año.

Los grandes olvidados: 11 millones de personas podrían morir de hambre en los próximos meses

Las cifras son aterradoras: 11 millones de personas, de las cuales 6,5 millones son niños, podrían morir de hambre antes de junio en el Cuerno de África debido a la profunda sequía que asola la región, la más severa desde 2011.

La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (IFRC) ha informado que al menos 11 millones de personas en Somalia, Etiopía y Kenia sufren actualmente hambre extrema y necesitan asistencia humanitaria urgente. De lo contrario, morirán. La organización ha solicitado que se tomen medidas “inmediatas y más amplias” para brindar ayuda a los afectados.

Por su parte, la organización Save the Children perteneciente a la Organización de Naciones Unidas (ONU) ha expresado su preocupación por la actual situación de la región. Según John Graham, director de Save the Children Etiopía, cerca de 6,5 millones de niños podrían estar en riesgo de morir de hambre como consecuencia de las sequías. Sería la mayor hambruna que asola la región la década de los 50.Crisis de refugiados en Somalia

El agravamiento de la crisis humanitaria en Somalia debido a las sequías ha provocado que miles de familias se vean obligadas a abandonar sus hogares, causando una crisis de desplazados de dimensiones colosales. La mitad de la población de Somalia se enfrenta a la posibilidad de morir de hambre. La tasa de desnutrición ha alcanzado niveles críticos y se espera que empeoren en las próximas semanas.

Miles de familias se han visto obligadas a desplazarse en búsqueda de alimentos y agua. Muchas intentan cruzar la frontera a Etiopía, para vivir en campamentos improvisados y así aumentar sus posibilidades de encontrar agua, comida y ayuda.

La situación es tan desesperada que en el campamento de Dollo Ado, en Etiopía, el 93 por ciento de los niños que son examinados por la ONU presentan signos de desnutrición. La sequía ha obligado a muchos niños a abandonar el colegio, lo que aumenta los riesgos de otros problemas como el matrimonio infantil y la emigracion forzosa.En la última sequía 250 mil somalíes murieron de hambre

El director de Save the Children en Somalia, Hassan Noor Saadi, ha indicado que “estos desplazamientos suponen una señal de que las familias rurales somalíes están al borde de la ruina. El país no vivía una sequía así desde hace décadas. Se trata de un paisaje lleno de cadáveres de cabras y camellos”

Saadi advirtió que “vivimos una situación similar a la de 2011. Entonces la comunidad internacional no actuó lo suficientemente rápido y, como consecuencia, más 250 mil somalíes murieron de hambre. No podemos dejar que vuelva a suceder”.

Ahora en Portada 

Comentarios