Viernes, 19.01.2018 - 14:35 h

Ponç Puigdevall retrata la "crudeza" de los 'sin techo' en 'Il·lusions elementals'

Ponç Puigdevall retrata la "crudeza" de los 'sin techo' en 'Il·lusions elementals'

El libro está protagonizado por un escritor que ha acabado siendo un 'sin techo' y a quien "lo único que salva de su cúmulo de miserias y desgracias es la idea que algún día podrá volver a escribir", ha explicado Puigdevall este viernes en rueda de prensa.

'Il·lusions elementals' es una "novela picaresca, llegando a ser tan bestia que acaba siendo grotesca", explica el autor, que ha utilizado experiencias reales gracias a la amistad que tiene con un grupo de 'sin techo' del Parc de l'Estació del Nord de Barcelona.

"La vida en la calle es tremeda, durísima. No quería mostrar la indigencia idílica de Samuel Beckett, Charles Bukowsky y Knut Hamsun, que la mostraban como una lucha al capitalismo y una vuelta a la inocencia", ha asegurado el escritor.

MALDAD POR SUPERVIVENCIA

Las situaciones reales que se retratan, sobretodo las que están ambientadas en un mercado de Gijón (Asturias), enseñan que los personajes son "muy malos porque tienen que sobrevivir", algo que considera que tiene paralelismos con la literatura de los campos de concentración nazis y la de las prisiones, donde se ve como sus habitantes aplican la ley a su manera.

El relato también incorpora otros elementos reales, como la referencia a los críticos literarios --profesión de Puigdevall--, algo que ha utilizado como "una parodia del uso de elementos autobiográficos", difuminando el límite entre lo real y lo ficticio.

La elección del tema de la novela también ha tenido que ver con sus circunstancias personales: "Al acabar de escribir mis libros anteriores quedé colapsado, destruido, de tantas horas que dediqué. El sufrimiento me hacía sentir como un indigente literario", ha recordado.

GANADOR DEL PREMIO JOANOT MARTORELL

El libro ha ganado el Premi Joanot Martorell 2016, que atorga la ciudad de Gandía (Valencia) junto al Premi Ausiàs March de poesía, que el 2016 ha sido para 'El guant de plàstic rosa', de Dolors Miquel, ambos publicados por Edicions 62 este mes de enero.

Pilar Bertran, miembro del jurado y editora de Edicions 62, ha destacado que a la hora de elegir la obra de Puigdevall al jurado le "impactó el retrato realista magnífico, con crudeza y muy duro, que hace de los 'sin techo', algo que no se había hecho nunca en literatura catalana".

Los premios Ciutat de Gandia tienen su origen en 1959, cuando se creó un galardón de poesía por los 500 años de la muerte del poeta Ausiàs March, nacido en esta misma ciudad, y desde 1979 incorporan otro centrado en la narrativa, en recuerdo del autor de 'Tirant lo Blanch', Joanot Martorell.

Ahora en portada

Comentarios