Sábado, 18.11.2017 - 00:33 h

Identificados 63 muertos de ataúdes de los 144 nichos derrumbados del Cementiri de Montjuïc

El Ayuntamiento trata de contactar con 40 familias y ya lo ha hecho con el resto

Identificados 63 muertos de ataúdes de los 144 nichos derrumbados del Cementiri de Montjuïc

El concejal de Presidencia de Barcelona, Eloi Badia, ha explicado este viernes que han identificado por el momento a 63 difuntos en ataúdes del bloque de 144 nichos que se derrumbó la semana pasada, de los que cuatro estaban vacíos, por lo que faltan por identificar 77 muertos que estaban en ataúdes.

Teniendo en cuenta los difuntos en ataúdes y también los restos en sudarios --había más de un muerto en algunos nichos--, la cifra de identificados asciende a un centenar de un total de más de 300 personas que había enterradas en el bloque, del que se derrumbaron completamente 68 nichos, otros 24 siguen bajo las ruinas, y 28 se derribaron de forma preventiva, ha detallado Badia en rueda de prensa.

Junto al Director general de Cementiris de Barcelona, Jordi Valmaña, Badia ha explicado que otros 24 sigue en pie pero ya se han retirado los restos porque también se derribarán de forma preventiva, y ha señalado que los todos los restos recuperados se han colocado en otros nichos, porque no pueden dejarse al aire libre.

Las familias decidirán si prefieren que sus difuntos permanezcan en los nichos en los que se están ubicando o que se trasladen al bloque que se construirá para sustituir el derrumbado ---que tendrá un coste de unos 200.000 euros--, y el Ayuntamiento ha contactado con todas ellas excepto con unas 40, cuyos familiares llevan enterrados más de una década --unos 100 lo están desde hace más de diez años--, lo que dificulta dar con ellos por cambios en los contactos.

Prevén haber terminado la retirada de los escombros y la colocación de los muertos en nichos la próxima semana, aunque no haberlos identificado a todos, ya que algunos probablemente requerirán "procesos más largos" como pruebas de ADN, algo que podría no estar resuelto para Todos los Santos, ha dicho preguntado por los medios.

INFORMES LO VEN IMPREVISIBLE

Ha explicado que encargaron dos informes independientes a dos arquitectos que, en su versión preliminar, han concluido que no se podía prever el derrumbe de los nichos, causada por "la orografía complicada del terreno asociada a movimientos morfológicos de la tierra" y a desperfectos y el desgaste en las estructuras internas, ha dicho Badia.

Ha concretado que el miércoles 13 se detectó sobre las 16.00 horas una gran grieta en el bloque --ubicado entre Sant Antoni Abat y Sant Joaquim Abat-- y que se citó a las 9.00 del jueves al técnico y se decidió cortar la calle e impulsar rápidamente trabajos para repararla: "Desgraciadamente, no llegamos a tiempo de poder solucionar la grieta", ya que la madrugada del viernes se derrumbó.

Más del 40% de la inversión de Cementiris de Barcelona se destina a rehabilitación y mantenimiento, con 24 millones en diez años --10,2 de ellos para Montjuïc--, ha detallado Valmaña, que ha asegurado que el Plan Director de 2007 estableció zonas de riesgo en las que se debía actuar, y que esta estaba marcaba como "una zona de no actuación, porque estaba bien".

Badia ha destacado que harán seguimiento de los movimientos del subsuelo y alteraciones freáticas; harán catas para comprobar el estado de las estructuras internas de los bloques; reforzarán el protocolo de observación para detectar grietas, y revisarán las zonas en las que se detectaron patologías con unas prospecciones en 2008.

Tras el derrumbe, se contactó con el juzgado de guardia, el Instituto de Medicina Legal y el Ayuntamiento, que activó a dos psicólogos del Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona (Cuesb), y se empezó a contactar también con las familias de los difuntos --todos con concesión de los nichos y no propietarios--.

Ahora en portada

Comentarios