Lunes, 10.12.2018 - 08:12 h
Tensión en Cataluña

Bonet advierte que las firmas catalanas están perdiendo de nuevo oportunidades

Tras un año de recuperación, teme que la crispación política vuelva a desplomar la economía catalana.

José Luis Bonet.
El empresario catalán José Luis Bonet. / EFE

El presidente de la Cámara de España y líder de la empresa Freixenet, José Luis Bonet, ha advertido este miércoles que la crispación política de Cataluña está haciendo perder oportunidades a los empresarios de la zona, que ven cómo su comunidad ha dejado de ser la primera del país tras el 1-O. Como empresario catalán, ha vivido en primera persona cómo la inestabilidad política ha influido negativamente en la economía de la comunidad, a pesar de que desde las compañías se ha realizado un gran esfuerzo para evitarlo. Bonet considera una “buena noticia” la vuelta de la sede de Aguas de Barcelona a Cataluña, pero advierte que muchas de los otras 4.500 empresas que se han ido por la situación política no van a volver.

Durante una entrevista en el programa Espejo Público, el líder de las cámaras de comercio reconoció que intervenciones como la de Quim Torra este martes, en clave puramente independentista, no ayudan a la labor de los empresarios catalanes, que llevan un año intentado recuperar la situación, “pero repitió cosas inadmisibles para un presidente de la Generalitat, que está elegido con la legitimidad de las elecciones del 21 de diciembre, pero no con lo que ocurrió el 1-O”.

El Observatorio de Indicadores Económicos de la Cámara de España alertó hace apenas un año que Cataluña había pasado de ser la primera, a ser la última comunidad de España en cuanto a actividad económica. Según reveló Bonet, esa situación se logró corregir con la aplicación del 155 y el esfuerzo de muchos empresarios de la zona, algo que ahora ven como se va a perder de nuevo. “Sin que la situación económica sea ahora catastrófica, los empresarios ven que no pueden aprovechar muchas oportunidades”, explicó.

Cuidado con los impuestos

En clave puramente nacional, el líder de las cámaras lanzó también una advertencia el Gobierno de Sánchez y las reformas fiscales, que está preparando, sobre todo en l oque respecta al diésel o al Impuesto de Sociedades, que son las dos subidas más claras que parece que hay sobre la mesa. José Luis Bonet advirtió que, lo primero que hay que hacer es “no gastar lo que no se puede gastar”, y a a partir de ahí, hacer una reforma de impuestos con mucho cuidado, para “no estropear una dinámica que va bien. Las políticas tienen que ser coherentes con lo que está pasando, y se tienen que hacer de acuerdo con la marcha de la economía y de la empresa”.

Tras advertir de nuevo en la gran influencia que la política tiene en la economía, Bonet se mostró radicalmente contrario al “parón de país” que el president Torra pidió ayer en su intervención y que puede dar al traste de nuevo con la recuperación de la economía catalana. “Es algo que no tiene sentido -advirtió-, es absurdo que un presidente de la Generalitat pida algo así, cuando lo que tiene que hacer es que el país vaya bien, no pararlo”.

Bonet lamentó la polémica que se ha generado con los lazos amarillos y que él mismo ha sufrido con lazos que han aparecido en su propio domicilio ( en su garaje). “Es discutible que se pongan en espacios públicos, pero no es admisible que se impongan a la gente en su esfera privada”, señaló, para confirmar después que, a pesar de todo, va a volver a presentarse como presidente a la Cámara de España.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios