Jueves, 21.11.2019 - 03:50 h
El "tiempo muerto" de Puigdemont no les vale

Las empresas mantendrán su exilio hasta que se resuelva la independencia

CaixaBank, Sabadell, Gas Natural Fenosa, Colonial... Las empresas 'exiliadas' no retornarán a Cataluña hasta que no desaparezca la amenaza de una DUI.

Isidro Fainé y Oriol Junqueras.
Isidro Fainé y Oriol Junqueras. / EFE

La declaración unilateral de independencia (DUI) de Carles Puigdemont en el Parlament no altera los planes de las grandes empresas catalanas que han decidido cambiar de sede social. Todas ellas se han marchado de Cataluña por la inseguridad que proporciona a sus negocios una secesión al margen de la ley, de modo que el anuncio del president de la Generalitat de abrir un periodo de negociación con el Estado durante varias semanas lleva a estas compañías a mantener su día a día alejados de los secesionistas.

La treintena de grandes compañías que han optado por cambiar su sede social de Cataluña (como CaixaBank y todas sus empresas satélite, incluida Abertis, Sabadell, Gas Natural Fenosa, Colonial...) no tienen intención de volver, según explican a La Información fuentes autorizadas de estas firmas. No quieren saber nada de la DUI en diferido y no les vale lo que anunció este martes Puigdemont de abrir contactos a nivel nacional e internacional para dar validez a una secesión de España. "Nosotros debemos garantizar y asegurar los intereses de nuestros clientes en un entorno de seguridad jurídica", asegura un alto responsable de una entidad bancaria 'exiliada' en Valencia.

Las empresas que han abandonado Cataluña son conscientes de que su 'exilio' es temporal, admiten por ejemplo en CaixaBank, y que tarde o temprano tendrán que retornar su sede social a la avenida Diagonal de Barcelona. Sin embargo, añaden que de momento no se dan las circunstancias para volver y que su traslado, por tanto, se mantendrá sine die hasta que consideren que pueden regresar. 

Para todas estas compañías, una Cataluña independiente sería "el caos". "¿Quién nos garantiza de que no vayan a aprobar una ley para intervenir los consejos de administración de los bancos?", se preguntan también en CaixaBank. La entidad, tal y como publicó La Información, pidió al Govern que no declarara la DUI, ni en presente ni en diferido, y le advirtió a Junqueras a través de Fainé que si seguían con su hoja de ruta que ellos decían no durarían en marcharse, como así ha sucedido.

Un "tiempo muerto" que no vale a los empresarios

El periodo de negociación que anunció el president este martes tampoco es suficiente para los grandes empresarios catalanes. Hablan de la DUI en diferido como un "tiempo muerto, como en el baloncesto" y afirman que, según las conversaciones que mantuvieron con la Generalitat en los días previos, Puigdemont y Junqueras calculan que será de unos tres meses. En este tiempo esperan recabar la mediación a la que aspiran.

Los empresarios que se han marchado de Cataluña también tienen la sensación de que este periodo de negociación acabará en unas elecciones que los independentistas llamarán "constituyentes". "Unas elecciones que si ganan con mayoría absoluta servirán para declarar la independencia de manera definitiva, unilateral y sin ambages", aseguran fuentes financieras según las conversaciones que han tenido con Puigdemont y Junqueras.

"Ellos piensan [la Generalitat] que solo pueden declarar la independencia unilateral pasando por elecciones porque es lo que la comunidad internacional entenderá", añaden las mismas fuentes, confirman que el clima de tensión se prolongará durante meses y que, hasta entonces, tienen previsto seguir con su sede social fuera de Cataluña. 

Uno de los empresarios que transmitió en persona a la Generalitat su plan de 'exilio' fue Isidro Fainé, que lo hizo directamente con Junqueras: "Les pedimos que, si querían, aspiraran a la independencia, pero por otros caminos y no de manera inmediata y unilateral". No lo hicieron y CaixaBank decidió marcharse hasta que pase la tormenta. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING