Martes, 22.01.2019 - 14:18 h
No pierdas la calma

Cosas que debes hacer en los 15 minutos previos a una entrevista de trabajo

Someterse a una entrevista de trabajo supone mucho estrés. Hay trucos para que este trance se haga más llevadero y te prepare para superar la prueba

La espera siempre se hace eterna. / Pexels
La espera siempre se hace eterna. / Pexels

Tienes una entrevista de trabajo y la cuenta atrás se hace interminable. Los nervios comienzan a hacer de las suyas y no encuentras la técnica acertada que te ayude a superar tremendo trance. Esos 15 minutos antes de entrar pueden ser los más angustiosos de tu vida.

En Business Insider, Rachel Premack sugiere, a través de diferentes expertos, unos cuantos trucos para realizar durante ese cuarto de hora, porque "esos 15 minutos, son una oportunidad para ponerte en el estado de ánimo correcto, establecer tu energía y centrarte en con quién te reunirás, lo que quieres que recuerden de ti, y lo que quieres preguntarles", asegura Deborah Shane, consultora de medios y mercadotecnia.

1. Tienes que intentar mantener la calma

Es cosa de química. Al estresarte, tu cuerpo libera hormonas que pueden producir un bloqueo mental que no te deje pensar claramente.

David Parnell, coach de comunicación y asesor legal dice que "asegurarse de permanecer calmado, recogido y fresco en los minutos previos a la entrevista es necesario para evitar este elixir hormonal y mantener la mente despejada".

Mantener la calma no es solo bueno para ti, de cara a desarrollar la entrevista y mostrar tus logros; sino que es bueno de cara al entrevistador, que tendrá una percepción de ti bastante buena, como una persona capacitada para manejar situaciones estresantes.

Para esto es muy importante respirar hondo. Manejar la respiración. Hay muchos ejercicios que puedes hacer. Parnell nos deja uno de ellos: "Contar la respiración es una de las técnicas más inmediatas e impactantes para calmar los nervios. Simplemente concéntrate en tus respiraciones, cuenta cada una hasta que llegues a 10, y repite".

2. No lo dudes: llega temprano

Es importante que sientas que la situación la tienes controlada. Para esto es importante que llegues a la oficina antes. Si llegas ajustado o tarde, puede ser bastante contraproducente para la experiencia.

Lo ideal es estar 10 minutos antes. Llegar después va a ser peor para ti. Date tu tiempo para hacerte al lugar y no sentirte un extraño. Pero no llegues demasiado temprano, puede sugerir ansiedad y provocar presión infundada en tu entrevistador. Rita Friedman, entrenadora laboral, lo explica así: "Puede parecer una imposición, como si estuvieras esperando que el entrevistador deje de hacer lo que sea que esté haciendo para atenderte".

Mostrar seguridad es decisivo. / Pexels
Mostrar seguridad es decisivo. / Pexels

3. Decide por qué quieres ser recordado

"Incorporar algunas cosas que afectarán su recuerdo y simpatía es una forma inteligente de abordar la entrevista", asegura Shane.

Elige un par de habilidades, sociales y laborales, y acentúalas. Llévalas al terreno propio de la empresa, que vean que tú ya te sabes acoplado perfectamente en el puesto al que aspiras.

Piensa y elige, pero no ensayes demasiado. Esto nos lleva a otro consejo previo a una entrevista.

4. No ensayes durante la espera

Durante los 15 minutos previos, deja de ensayar. Si lo haces demasiado la entrevista puede sonar muy forzada, postiza. "Quieren saber tus cosas, pero recuerda que tu entrevista es una conversación. Confía en que sabes lo que sabes y la entrevista tendrá un buen flujo", aconseja Shane.

5. Olvídate del correo, la prensa y las redes sociales

Cualquier información fuera de lugar puede provocar una mala respuesta en tu comportamiento. Esto puede distraerte en la entrevista o generarte inseguridad.

6. Mírate en un espejo y ten pensamientos positivos

"Puede que hayas salido de casa con aspecto de un millón de dólares, pero podrías llegar como un vagabundo", anota Friedman. Por eso es importante pararse a mirarse en el espejo para darte la seguridad de que vas a entrar a la entrevista en las condiciones apropiadas.

Asómate a un espejo y piensa cosas agradables. Cosas que te hagan sentir bien y sonreír. Aunque parezca de lo más tópico, puede ser la clave para conseguir el puesto que ambicionas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios