Jueves, 24.05.2018 - 12:11 h
Nec Otium

“Si solo puedes comprar un móvil cada tres años eres más lento como humano”

Amber Case se define como antropóloga cíborg y tiene claro que nuestra relación con la tecnología definirá si vivimos en un mundo peor o mejor

Amber Case posa junto al nuevo número de la revista 'Telos' en la que aparece en portada.
Amber Case posa junto al nuevo número de la revista 'Telos' en la que aparece en portada.

La socióloga estadounidense Amber Case asegura trabajar como antropóloga cíborg, pues estudia la manera en que la tecnología afecta a la cultura. En su opinión, en el momento mismo en que los seres humanos empezaron a utilizar herramientas se convirtieron en cíborgs, y su relación con la tecnología define no solo la manera en que interactúan con el entorno, también entre ellos mismos. Una relación que, lógicamente, está cambiando.

Case ha visitado Madrid con motivo del relanzamiento de la revista Telos, que edita la Fundación Telefónica desde 1985, y nos ha explicado cómo diseñar nuevas tecnologías que nos hagan más humanos, pues de lo contrario podemos enfrentarnos a un serio problema.

PREGUNTA. Los gurús del transhumanismo creen que los humanos evolucionarán en una nueva especie, mejorada por la tecnología. ¿Estamos cerca de que llegue este momento?

RESPUESTA. Creo que ya somos una nueva especie. Sheldon Renan nos llama el Homo Connectus. Ya tenemos pequeñas singularidades que evolucionan muy rápido. Ya funcionamos de forma colectiva, desde que empezamos a tomar información fuera de nosotros para ponerla en cables, scrolls o tablets y enviárnosla los unos o los otros. En el momento en que empezamos a tener redes de información nos convertimos en una especie de cíborgs.

P. ¿Así que ya no somos Homo Sapiens?

R. No, somos Homo Connectus.

P. ¿A nivel biológico somos también distintos?

R. Ha habido cambios con el tiempo, durante mucho tiempo. Los niños siguen naciendo incompletos así que tenemos que cuidar de ellos, pero en cuanto pueden levantarse han cambiado. Ya no pueden comer carne cruda, todo tiene que estar cocinado. Tenemos también caderas más estrechas. Hay un montón de cosas que han cambiado en nuestro desarrollo, aunque fundamentalmente seguimos siendo muy parecidos. Nuestros cerebros tienen una capacidad muy similar para manejar la información. Y este es el problema, que cada vez tenemos más información. Tenemos que pensar que no necesitamos dispositivos más inteligentes, sino gente más inteligente, porque tenemos demasiadas distracciones. Ya no tenemos escasez de recursos en lo que respecta a la tecnología, cada vez tenemos más dispositivos, de lo que tenemos escasez es de atención. Si la tecnología está bien diseñada será educada y respetará nuestra atención para no jugar en nuestra contra.

La promesa original de la tecnología era crear una realidad aumentada, esto es, ampliar nuestra humanidad, amplificarla. Los griegos tenían dos conceptos del tiempo. Uno era “kronos” y el otro “kairós”. Kronos es el tiempo linear, el industrial. Es el tiempo de la tecnología, el beat perfecto o la interrupción del teléfono cuando estás tratando de hacer otra cosa. El tiempo kairós es tener una cena con los amigos, casarse, enamorarse, tener hijos, la creatividad, la humanidad, la cultura... Si cada vez tenemos más tiempo kronos y menos kairós seremos menos innovadores, seremos menos desordenados y tendremos menos sentido en la vida. Ahora estamos atrapados en muchas situaciones que necesitan un mejor diseño, y hay muchos fallos. La gente está muriendo en los hospitales porque hay demasiadas alertas, demasiada información.

P. Pese a esto, defiende que la tecnología puede hacernos más humanos. ¿En qué sentido?

R. La tecnología es humana, la construimos nosotros. La tecnología no puede existir fuera de nosotros como un sistema perfecto, las matemáticas sí, pero a partir de ahí empieza todo a salir mal. Tenemos que pensar cuándo tenemos mala conectividad, poca batería, ¿que tecnología funcionará bien? El mundo no es el escritorio de tu ordenador. Allí tienes toda la batería y toda la conectividad que necesitas, pero en el teléfono móvil no tienes estos recursos ilimitados. Sí, esperamos usar estos teléfonos como ordenadores, pero no es la tecnología la que nos hace más humanos, es que la buena tecnología amplifica nuestra humanidad, la mala tecnología nos la quita, nos fuerza a repetir todo mil veces para entender algo. La buena tecnología trabaja con nosotros, no fuera de nosotros; con nosotros, no contra nosotros.

P. ¿Cuál cree que es la mayor amenaza que puede afrontar la humanidad debido a un incorrecto desarrollo de la tecnología?

R. Pensar que puede resolver todos nuestros problemas. Pensamos que puede ser igual para todos, pero en la realidad los humanos se ayudan entre ellos y construyen sistemas que trabajan para ellos a un nivel pequeño. Y eso es algo difícil. En internet al principio funcionaba todo en torno a estos pequeños niveles: pequeñas webs para comunidades que son pequeñas. Cuando tienes demasiada información nada significa nada. ¿Cómo optimizamos esto? ¿Dónde está el sentido, el propósito? La gran amenaza es hacer sistemas demasiados complejos, que dependan de los propios sistemas, que no sabemos cómo hemos construido y en los que no podemos identificar un error cuando ocurre.

P. ¿Deberíamos estar preocupados por el progreso de la Inteligencia Artificial? ¿Es posible un escenario tipo Terminator?

R. Es ciencia ficción. Pensamos que vamos a tener robots humanos perfectos, pero no. Y no deberíamos preocuparnos por esto, sino por cómo la IA puede ayudarnos a resolver los problemas. Un ejemplo es saber si tenemos cáncer o no, es importante y la IA puede ayudarnos a esto. Pero luego piensas, ¿por qué la gente tiene cáncer? Ah, es porque el entorno está contaminado. ¿Por qué no tratamos de solucionar esto? Podemos usar esa información para hacer lo invisible visible, gracias a una cierta automatización, y entonces podremos resolver los problemas. Pero la sociedad tiene que estar un poco más desfragmentada. Hay mucho gasto y mucha miseria que no es necesaria si trabajamos a un nivel inferior. Creo que necesitamos mayor descentralización y trabajar a un nivel más local.

Amber Case está convencida de que la tecnología deber servir para hacernos más humanos, no menos.
Case está convencida de que la tecnología deber servir para hacernos más humanos.

P. Uno de los grandes problemas del desarrollo tecnológico es que puede generar una mayor desigualdad. ¿Podemos llegar a un escenario en el que una pequeña parte de la humanidad es cíborg y rica y otra normal y pobre?

R. Sí. Si hay gente que tiene mejor ancho de banda que otros, que es algo que está pasando, ya hay una desigualdad. Y es un problema. La tecnología es solo un reflejo de la desigualdad evidente. Y es un problema, porque la gente que es pobre no tiene la última tecnología ni el mayor ancho de banda. Si te tienes que comprar un nuevo teléfono cada año pero eres pobre y solo puedes tener uno cada tres eres más lento como humano. No puedes hacer las cosas tan rápido. Si el nuevo normal es tener un rápido acceso a internet para acceder a los recursos y tienes una conexión lenta y una mala interfaz estás atrapado. Sí, puede incrementar la desigualdad, pero también puede aplanar el campo de batalla para que la gente tenga acceso a ciertas cosas. Brinda las oportunidades que quita, pero sí, puede volverse en contra tuyo si eres pobre y darte ventajas si eres rico.

P. ¿Y qué pasa con el trabajo? Como sabe, cada vez más y más puestos de empleo se van a automatizar. ¿Está la sociedad preparada para este escenario?

R. Todavía no sabemos qué va a pasar con el trabajo. Durante la revolución agrícola e industrial vimos desplazamientos masivos de personas. Lo que no me gustaría ver es que la gente tenga que tener cuatro o cinco trabajos solo para sobrevivir. Durante generaciones había una persona que tenía un trabajo, un negocio familiar o una pequeña granja, y sustentaba a toda la familia. Lo que me pregunto es si tendremos algo de tiempo libre en el futuro, o estaremos todo el rato haciendo pequeños bolos para sobrevivir. No quiero ver ese futuro, quiero ver un futuro en el que la tecnología nos dé más tiempo no menos.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios