Domingo, 29.03.2020 - 08:33 h
Lo fabricará Hasbro

Baby Yoda y el error garrafal de previsión de Disney: no habrá peluche en Navidad

El tremendo éxito del personaje de 'The Mandalorian' ha pillado a la compañía por sorpresa; tanto, que no ha tenido tiempo para reaccionar.

Baby Yoda en The Mandalorian
Baby Yoda y el error garrafal de previsión de Disney: no habrá peluche en Navidad. Baby Yoda en The Mandalorian. / Disney

En las Navidades de 2015, cuando se estrenó 'El despertar de la fuerza' -la primera película del universo de Star Wars en una década-, Disney aprovechó la adquisición de Lucasfilm para poner en marcha toda la maquinaria de merchandising que mueve a los fans de la interminable saga: meses antes se desarrollaron muñecos, peluches e, incluso, un robot teledirigido de dos piezas unidas con imanes, una auténtica obra de arte de la ingeniería que necesitó de meses de testeo y que recreaba fielmente los movimientos de uno de los nuevos protagonistas, BB-8. Y, quizás por ese precedente, sorprende el error garrafal de previsión que Disney ha tenido con su nuevo personaje estrella, Baby Yoda, el bebé entrañable (de 50 años, eso sí) que triunfa en internet por la serie 'The Mandalorian'.

Especialmente, porque la compañía ha logrado que tres de las cuatro películas del universo Star Wars estrenadas desde 2015 ('El despertar de la fuerza', 'Rogue One' y 'Los últimos jedi') sean las tres cintas con mayor recaudación de la historia de la saga. La capacidad para generar ingresos de Disney, aparentemente infinita, se ha topado con el imprevisto éxito de Baby Yoda, de la misma raza que el célebre Maestro Yoda y que ha desatado la histeria colectiva por conseguir un peluche o un muñeco con su imagen estas Navidades. Sin embargo, a Disney le ha sobrepasado el fenómeno de su personaje y, al menos durante estas fiestas, no estará debajo de ningún árbol. Ni siquiera gracias al esfuerzo de Hasbro, que ya aceptado el encargo de fabricar el futuro peluche y los muñecos de Baby Yoda.

Recaudación histórica de las películas de Star Wars

El motivo es simple: Hasbro tarda aproximadamente nueve meses en crear un peluche o un muñeco de uno de sus personajes, empezando por la concepción artística del mismo, la elección de materiales en función de una estrategia de producto en la que también influyen el precio o el público objetivo al que está dirigido, así como los no menos importantes test de calidad y de seguridad... Aunque a muchos fans les gustaría tener el peluche o uno de los varios muñecos de Baby Yoda estas Navidades, siempre es preferible comprobar que es seguro para los niños, que no contiene piezas con las que se puedan atragantar, que no se incendiará porque el sistema electrónico de voz falla...

Solo un modelo del muñeco en 3D

La serie 'The Mandalorian' se estrenó el pasado 12 de noviembre en Disney Plus, la nueva plataforma en streaming de la compañía que ya está disponible en EEUU, aunque a España no llegará hasta el 31 de marzo de 2020. Entonces, ¿cómo es posible que Baby Yoda (y 'The Mandalorian') tengan tanto éxito fuera del país norteamericano? Fácil: porque con lo que parecía no contar Disney es con que las personas de otros países pueden verla desde páginas web ilícitas... Ni con que 'The Mandalorian', gracias en buena parte a Baby Yoda, se haya convertido oficialmente en la serie más pirateada de 2019.

Un fanatismo que, evidentemente, se ha traducido en una búsqueda más allá de la propia serie: en Amazon, por ejemplo, se han multiplicado las búsquedas relacionadas con Baby Yoda y 'The Mandalorian', hasta el punto de que muchas compañías han empezado a utilizar la imagen del personaje para vender mochilas, camisetas, sudaderas, agendas, sonajeros, muñecos de escasa calidad... Mientras tanto, hasta esta semana Disney no ha empezado a vender ningún artículo de Baby Yoda en Amazon, más allá de los pósters o libros oficiales basados en la serie.

De hecho, la compañía ha decidido ponerse manos a la obra cuando quizás sea demasiado tarde: si bien en la tienda oficial acaban de ponerse a la venta tazas, camisetas, bolsos o fundas para móviles con la imagen de Baby Yoda, los muñecos (fabricados por Hasbro) todavía solo se pueden reservar. Es más, ni siquiera se puede ver aún cuál será su aspecto final, ya que a una semana de la Nochebuena lo único que se pueden ver son conceptos artísticos en 3D de los productos. Su intención es llegar a tiempo (al menos en EEUU) para que estén disponibles en las grandes superficies como Walmart, en Disney.com y en Amazon en la próxima primavera.

Conceptos artísticos en 3D de los futuros muñecos de Baby Yoda
Por el momento, el muñeco de Baby Yoda solo es un archivo en un ordenador. / Disney

¿Un retraso forzado por el director?

Es imposible calcular el esfuerzo económico que habrá realizado Disney para forzar a Hasbro a acortar ese plazo estimado de nueve meses y, en cambio, pensar en comercializar el peluche y los muñecos de Baby Yoda en menos de medio año. Especialmente, porque el proceso burocrático previo suele dilatar buena parte del proceso: a la firma de acuerdos entre compañía, fabricante y distribuidor, le siguen la aprobación de diseños, la creación de modelos, su testeo y su posterior producción en masa, en este caso en sus fábricas de China. Solo entonces se puede empezar a pensar en su distribución: hay que transportarlo desde Asia hasta el resto del mundo -normalmente por mar- a las miles de tiendas de todo el planeta que se encargarán después de venderlo.

Por eso, no se entiende del todo que Disney no tuviera pensada una estrategia de marketing antes del estreno de la serie. De hecho, parece casi imposible y hay quienes consideran que el retraso en la producción de merchandising ha sido premeditado. En un reciente artículo en la 'BBC', John Baulch, de la revista de ventas Toy World, considera que "Disney debía saber que tendría un enorme éxito", explica. "Pero el director de 'The Mandalorian', Jon Favreau, fue insistente en que él quería que el contenido de la serie saliera antes que la mercancía relacionada con los personajes. En este caso, el director ganó la batalla".

La teoría de Baulch es que se trata de una estrategia pensada para mantener oculto al personaje -no aparecía siquiera en los tráilers de la serie que llevan circulando desde hace un año-, al tiempo que se erigía en generador de conversación en torno al propio lanzamiento del servicio de Disney+. Dicho de otro modo, que la serie era una apuesta para impulsar su nueva plataforma en streaming y que no estaba pensada como tal para ser una fuente de merchandising de su trama o personajes. En este sentido, Baby Yoda habría sido un elemento sorpresa para enganchar al público a 'The Mandalorian' y a Disney+... Pero no para vender millones de muñecos, peluches y otros artículos en todo el mundo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING