Martes, 25.02.2020 - 07:53 h
En 2020 cae en 20 de enero

Blue Monday: ¿el día más triste del año o solo un lunes más de vuelta al trabajo?

Fruto de una ecuación considerada pseudocientífica en 2005, se utiliza desde entonces en campañas publicitarias de todo tipo.

Blue Monday
Blue Monday: ¿el día más triste del año o solo un lunes más de vuelta al trabajo? / Pixabay

Este lunes 20 de enero es considerado el día más triste del año. Al menos, eso es lo que se afirma en algunos países anglosajones desde hace unos años, cuando una campaña publicitaria aseguraba haber calculado la fecha utilizando una ecuación matemática real. Por eso, si este lunes escuchas hablar del Blue Monday -lunes azul, por el color que en inglés se asocia a la melancolía o tristeza-, puede que te preguntes si realmente tienes derecho a sentirte menos feliz que el resto del año. ¿Tiene algo de científico el Blue Monday o es solo un lunes más de vuelta al trabajo?

Empecemos por la historia de este concepto: fue utilizado por primera vez en 2005 como parte de una campaña de la agencia de viajes Sky Travel, que afirmaba haber calculado la fecha usando una fórmula del psicólo Cliff Arnall: 1/8C+(D-d) 3/8xTI MxNA,  en la que "C" es el factor climático; "D" las deudas adquiridas durante las fiestas; "d" el dinero que se cobrará a finales de enero; "T" es el tiempo transcurrido desde la Navidad; "I" hace referencia al período desde el último intento de cumplir un propósito (como los de Año Nuevo); "M", las motivaciones que quedan; y, por último, "NA" es la necesidad de actuar para cambiar la vida.

Como no es de extrañar, esta fórmula matemática fue inmediatamente tachada de pseudociencia e, incluso, la Universidad de Cardiff a la que pertenecía Arnall se distanció del autor de la famosa ecuación. Sin embargo, eso no ha impedido que el Blue Monday haya sido utilizado una y otra vez con motivo de otras campañas publicitarias, y que se haya instalado en los medios de comunicación como una fecha más a tener en cuenta en el calendario de la actualidad. Pero, ¿tiene sentido seguir hablando de ello? Hay tres preguntas que deberían despejar todas las dudas.

¿Realmente existe el Blue Monday?

La periodista Claudia Hammond, experta en desmontar mitos, explica en este artículo de la 'BBC' que, si bien la ecuación del Blue Monday es ampliamente conocida, "lo que no puede encontrar es ningún dato publicado que la respalde. Para ser justos, el propio Arnall ha admitido que la ecuación no es particularmente útil. La falta de datos no es sorprendente si piensa en la cantidad de trabajo que estaría involucrado en un estudio como este. Tendría que utilizar un gran grupo de personas y medir cada uno de esos factores todos los días del año".

¿Existe un período con mayor tasa de depresiones?

Descartando determinar un día concreto como el más triste del año, cabe preguntarse si existe algún factor que provoque que en un período específico tengamos más tendencia a la depresión. La respuesta es que sí, tal y como apunta Hammond: "Las últimas investigaciones sobre el suicidio revela fluctuaciones estacionales". Y están especialmente localizadas entre finales de primavera y principios de verano. Por otro lado, el trastorno afectivo emocional está reconocido como una afectación que sufren quienes tienden más a la depresión en las épocas con menos horas de luz, es decir, en los días anteriores y posteriores al día más corto del año (entre el 20 y el 23 de diciembre).

¿Somos más depresivos los lunes?

Lo que está claro es que no hay ecuación capaz de calcular el día más triste del año. Pero, ¿y el peor día de la semana? Eso podría parecer, teniendo en cuenta el mal cuerpo que se nos pone al volver al trabajo el lunes tras un fin de semana plagado de planes de ocio. De hecho, la ciencia corrobora que los lunes solemos tener más estrés que cualquier otro día de la semana (a no ser que logremos tomarnos cada fin de semana como si fueran una vacaciones). Paradójicamente, los lunes son el día de la semana en el que somos más productivos, según los estudios más recientes utilizando big data.

Por todo ello, podemos concluir que el Blue Monday es más un artificio destinado al marketing que una fecha avalada por la ciencia. Eso sí, utiliza dos elementos en los que prácticamente toda la población coincide: todos los Blue Monday caen en lunes, aunque no sea en la misma semana de enero; y, por otro lado, siempre son en el primer mes del año, que en la cultura occidental, no solo en España, siempre ha estado asociado a la 'cuesta de enero'. Es decir, que el Blue Monday tiene todos los ingredientes para ser verdad. Solo le falta una base científica consistente.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING