Martes, 23.04.2019 - 02:49 h
Toma nota

Cómo encontrar un trabajo cuando apenas tienes experiencia en el campo

Ya sea porque te incorporas al mercado laboral o vas a cambiar de sector, no es sencillo encontrar un trabajo sin experiencia previa. Pero hay trucos

Encontrar un buen primer empleo no es sencillo. / Pexels
Encontrar un buen primer empleo no es sencillo. / Pexels

Acabar la carrera, o un máster, es asumir que llega la parte más importante de tu vida: encontrar un buen trabajo. O un trabajo, que ya es mucho. La idea es que este, no se desvincule mucho de lo que has estudiado.

Probablemente te enfrentes de nuevas a un currículum y te sientas demasiado desanimado frete al resultado. Hay claves y trucos para hacer que tu currículum brille con luz propia. 

Pero dentro de este CV debes hacer hincapié en tus habilidades. Tanto las técnicas y funcionales, como las blandas; porque como ya hemos hablado en otras ocasiones, la actitud es muy importante a la hora de buscar trabajo. 

Así que con el aumento constante de la cantidad de graduados, y una competencia cada vez más dura, es más importante que nunca que los estudiantes sepan cómo mejorar sus habilidades de cara a la búsqueda de empleo. Habilidades en desarrollo que hacen de suplemento a los contenidos que se aprehenden en cualquier grado.

Amy Irwin y Gabi Lipan, expertos en psicología por diferentes universidades de EEUU, en un artículo para 'The Conversation' hablan de cómo los estudiantes pueden diferenciarse de la multitud en un mercado laboral tan competitivo.

Actividades extracurriculares, voluntariados y prácticas

“En lo que respecta a la empleabilidad, las universidades están dispuestas a apoyar el desarrollo de los estudiantes más allá del aula, y las investigaciones demuestran que una serie de estrategias pueden ayudar a lograrlo”, aseguran Irwin y Lipan.

Estas estrategias van desde consejos sobre las carreras, así como prácticas y actividades extracurriculares fuera del campus. Lo importante es adquirir experiencia, pero debes asegurarte de que sea la experiencia correcta.

1. Prácticas

“Las prácticas pueden ayudar a los estudiantes a obtener información importante sobre el lugar de trabajo, incluso cómo comunicarse de manera efectiva, pero pueden ser altamente competitivas”, apuntan los dos expertos.

2. Voluntariado

Lo bueno de estos roles es que la competitividad es mucho más baja y también pueden ayudar a los estudiantes a desarrollar diferentes habilidades, como la resiliencia y el compromiso moral. Muy apegadas a la actitud de una persona, un valor que cada vez se busca más en las entrevistas. Potenciador de habilidades blandas.

3. Actividades extracurriculares

Estas actividades pueden proporcionar habilidades y experiencia adicionales que pueden estar estrechamente relacionadas con un área de estudio o interés. “Se ha demostrado que un buen rendimiento académico combinado con actividades extracurriculares predice un alto nivel de percepción de la empleabilidad”, aseguran Irwin y Lipan.

La investigación y su traducción para los estudiantes

Irwin, junto a otros expertos en la materia, llevaron a cabo un estudio en el que investigaron la evaluación académica, de empleadores y de estudiantes, en una serie de extractos de CV ficticios. “Cada extracto se basó en un estudiante de Ciencias Sociales con buena clasificación pero con una experiencia laboral variable”, explica Irwin.

Como resultado, las actividades extracurriculares se vieron más positivamente que las actividades cocurriculares en general; y las prácticas se consideraron más positivas para los puestos de nivel de posgrado en comparación con la experiencia de los voluntarios.

Así que si estás recién licenciado o estás a punto de estarlo, toma nota. Porque según los resultados de este estudio:

· Las actividades extracurriculares que tienen lugar fuera del campus deben recomendarse por encima de las actividades extracurriculares en la propia universidad. “Por lo tanto, podría ser mejor trabajar como asistente de proyectos para una organización benéfica que pasar tiempo como representante o delegado de clase”, anotan los expertos.

· Las prácticas pueden resultar más útiles que el voluntariado, aunque se debe tener en cuenta que las prácticas son generalmente más difíciles de conseguir que las posiciones voluntarias.

· Una colocación a largo plazo no tiene por qué ser mejor para el CV, por lo que debes dejar de preocuparte más por la duración del empleo que por el rol que cumples en él.

· Por último, se saca en conclusión que “los empleadores consideran que toda la experiencia laboral es importante. Entonces, en caso de duda, alguna experiencia laboral (de cualquier tipo) siempre será mejor que ninguna”, sentencian Irwin y Lipan.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios