Gracias al e-commerce

Cinco productos que tienes en casa y puedes vender online por miles de euros

En épocas de crisis, cualquier ingreso extra es bienvenido; por eso, hay quienes deciden sacarle partido a cosas cotidianas que ya no usan.

¿Cómo ha evolucionado el precio de las consolas? La primera PlayStation costaría hoy más de 500 euros
¿Cómo ha evolucionado el precio de las consolas? La primera PlayStation costaría hoy más de 500 euros
Portaltic/EP

Hace poco, me contaron un caso extraordinario: un amigo tenía guardada en un trastero su Mega Drive (una videoconsola de Sega lanzada al mercado en 1988) y, cuando decidió ponerla en venta a través de una plataforma de compraventa de artículos de segunda mano por apenas 20 euros, las ofertas que empezó a recibir le hicieron cambiar el precio. De 20 euros a 50, de 50 a 100, de 100 a 300... Finalmente, vendió la consola con una modesta colección de juegos, algunos periféricos y algunas figuras promocionales por casi 500 euros. Resultó que lo más valioso del lote no era la máquina, sino ciertos productos de merchandising de uno de los juegos, extremadamente difíciles de encontrar hoy en día incluso para los coleccionistas.

Cromos, libros, extrañas monedas que encontramos en un cajón de nuestros abuelos... Si algo nos ha enseñado el programa de televisión de 'La casa de empeños' es que casi cualquier objeto puede tener un valor inesperado. Por eso, en épocas de crisis como la que vivimos actualmente, cualquier ingreso extra es bienvenido y hay quienes deciden sacarle partido a cosas cotidianas que ya no usan gracias al e-commerce y las plataformas de compraventa entre particulares. Porque lo cierto es que puede haber artículos con un alto precio en el mercado e, incluso vendiendo a granel, se pueden ganar miles de euros con este método. Estas son algunas ideas.

1. Consolas y videojuegos

¿Cómo ha evolucionado el precio de las consolas? La primera PlayStation costaría hoy más de 500 euros
1. Consolas y videojuegos
Portaltic/EP

El caso de la Mega Drive no es el único. Existe una creciente corriente entre los coleccionistas que se interesa por todo lo que tenga que ver con el mundo 'gamer' y las modas 'retro'. Quizás no tengas la suerte de tener un objeto de merchandising exclusivo de gran valor, pero lo cierto es que si aún guardas una o varias consolas de tu niñez en el baúl de los recuerdos, no es mala idea quitarles el polvo y echarles un vistazo. Eso sí, conviene hacer alguna investigación previa en internet o en casas de antigüedades para tener una idea aproximada del valor real que pueden tener. Sin ir más lejos, hace unos meses se vendió por 114.000 dólares una copia sin abrir del juego de Mario Bros para NES.

2. Libros

Estantería con libros
2. Libros
Canva

Muchas personas poseen una colección enorme de libros, tanto propios como los que han ido heredando de generación en generación. En muchos casos, hay quien no sabe muy bien qué hacer con esos miles de ejemplares que ocuparían la mitad del salón de cualquier chalet. Por eso, una solución muy socorrida es poner en venta en internet colecciones completas (que tendrán más valor si están sin abrir). Otra opción menos lucrativa es venderlos al peso en algunas librerías especializadas: el precio se suele establecer 'al kilo', pero si cuentas con miles de ejemplares que no utilizas o que ya te has leído, no es mala idea para sacarte un dinero extra.

3. Ropa

Efterträda, la línea de moda de Ikea.
3. Ropa
Ikea

Quizás es uno de los mayores cambios generacionales que hemos vivido en los últimos años; desde la posguerra y hasta el siglo XXI, en toda casa había un lema para la ropa: "Si ya no te cabe, se lo das a tu hermano/a". Sin embargo, la irrupción del e-commerce y, sobre todo, de las plataformas de compraventa de ropa usada han terminado por crear un nuevo mercado en el que jóvenes y adultos pueden deshacerse de vestidos, zapatos o trajes que ya no son de su talla o que quieren retirar de su armario para renovarlo. No solo es un negocio que puede ser lucrativo, sino que además contribuye a la reducción de la contaminación y a crear economías circulares más sostenibles.

4. Esa bicicleta estática que solo coge polvo

Cecotec Bicicleta estática
4. Esa bicicleta estática que solo coge polvo

Un asunto delicado en todo hogar es el de los elementos de gimnasio que ocupan gran espacio y que apenas se utilizan más de un par de veces al año. Especialmente en el caso de los hombres, que estadísticamente son quienes más comprar bicicletas estáticas o elípticas, cintas para correr, bancos de remo... Máquinas de las que no se quieren desprender, pero que terminan cogiendo polvo en cualquier esquina. Quizás ahora sea un buen momento para desprenderse de ellas porque precisamente esa falta de uso es la que suele frenar la depreciación de su valor en el mercado.

5. Productos hechos a mano en casa

Cama para perros.
5. Productos hechos a mano en casa
Pixabay

Otra opción que puede darte un dinero extra es la venta online de productos hechos a mano en casa. Lo único que se requiere es tiempo libre, creatividad y algo de capital inicial para comprar los elementos necesarios para fabricar tus propios productos. Hay múltiples ejemplos: desde mascarillas (que actualmente se amparan en la situación de vacío legal en España respecto a su compraventa online), hasta velas aromáticas, muebles o bisutería. Hay quien incluso reaprovecha su ropa vieja para crear camas para perros y otros artículos para mascotas.

Mostrar comentarios