Sábado, 17.11.2018 - 02:45 h
Hay que esforzarse

Cómo mejorar tu inglés de negocios: siete claves para no quedarte atrás

Al menos en España, muchos empleados, incluso en niveles jerárquicos superiores, no manejan un inglés aceptable. Toca ponerse las pilas.

Ir a clase sigue siendo importante / Pixabay
Ir a clase sigue siendo importante / Pixabay

Pese a que el presidente de Francia Emmanuel Macron quiera que el inglés deje de ser el idioma preferente en la Unión Europea tras el Brexit lo cierto es que, hoy por hoy, nadie puede socavar su hegemonía como idioma estándar para los negocios y las relaciones internacionales. Y la presión para manejar un buen inglés en el trabajo no deja de aumentar.

Lo ideal es aprender el inglés mientras se está estudiando, en el colegio y la universidad, para, en el momento de incorporarse al mercado de trabajo, tener un nivel aceptable para, como poco, mantener conversaciones con clientes o compañeros y contestar correos electrónicos. Pero lo cierto es que, al menos en España, muchos empleados, incluso en niveles jerárquicos superiores, no manejan un inglés siquiera mínimamente aceptable. Nuestro país, es de hecho, uno de los que peor nivel tiene en el conjunto de la Unión Europea. Según el barómetro Cambridge Monitor el 44% de los españoles reconoce que su nivel de inglés es “bajo” o “muy bajo”.

Otra institución de la enseñanza en inglés, EF Education First, lanza anualmente el estudio más grande del mundo sobre el dominio del inglés en varios países e industrias. Como apuntan sus responsables, Minhn Tran y Peter Burman, en Harvard Business Review, la investigación apunta que el dominio del inglés de un país se correlaciona estrechamente con las métricas de la innovación y el bienestar económico general.

Este estudio, asegura sus autores, permite inferir una serie de claves fundamentales para mejorar el inglés mientras se está trabajando y que todo el mundo puede seguir. Son estas:

1. Establece metas específicas

Lo mejor para aprender es establecer objetivos ambiciosos, pero alcanzables. “Un objetivo como ‘Quiero poder dar una presentación en inglés’ es demasiado vago. En su lugar, diga: ‘Quiero poder ofrecer cómodamente una presentación de diez minutos en inglés sobre los objetivos de ventas, sin usar un PowerPoint, para finales de agosto’”, apuntan los responsables de EF.

2. Crea hábitos

Encuentra formas de practicar el inglés todos los días o, al menos, todas las semanas. Esto te permitirá ir avanzando de forma progresiva. Por ejemplo, trata de leer todos los días artículos en inglés, y da una presentación (aunque sea simulada) o redacta un informe en inglés una vez a la semana.

3. Ten autoestima

Los españoles somos muy dados a evitar hablar en inglés por vergüenza, algo que no ayuda lo más mínimo a que mejore nuestro nivel. “Los estudiantes que creen en su propia autoeficacia están más motivados y más dispuestos a asumir tareas desafiantes”, aseguran los responsables de EF.

El inglés es imprescindible para mejorar nuestra empleabilidad / Pixabay
El inglés es imprescindible para mejorar nuestra empleabilidad / Pixabay

4. Disfruta aprendiendo

Si vemos el aprendizaje de inglés como una obligación de la que no disfrutamos en absoluto nuestro nivel avanzará de forma muy lenta. “Si temes la llegada del momento de aprender inglés, reconsidera tu enfoque. Sé creativo: lee la versión en inglés de tu libro favorito, por ejemplo, o inscríbete en una clase de cocina en inglés”. Ver películas en inglés también ayuda a aprender el idioma de una forma entretenida, que no requiere apenas esfuerzo.

5. Usa buenos materiales de inglés

En la línea del consejo anterior, aunque los libros de texto son importantes si se acude a clase, se puede aprender inglés de muchas formas. Los podcasts, las series de televisión o las charlas en inglés te ayudan a aprender el idioma en su ámbito natural. “Te preparan mejor para las situaciones de la vida real, y a menudo son más agradables que los materiales estrictamente educativos”, apuntan desde EF. “Busca buenos textos, vea grandes oradores y trate de imitar el formato, la estructura y el lenguaje de aquellos cuyo trabajo admiras”.

6. Ve a clases

Aunque hay muchas formas de aprender inglés, ya sea a través de aplicaciones y materiales diversos lo cierto es que la mejor forma de aprender sigue siendo tener un profesor y compañeros de clase. Como apuntan los responsables de EF –una empresa que, todo hay que decirlo, se dedica principalmente a ofertar cursos de inglés– los maestros ayudan a los estudiantes a establecer metas alcanzables y superar las barreras que inevitablemente surgen en el camino. Y los compañeros de clase brindan se ayudan entre ellos a mantenerse al día con sus planes de estudio.

7. Pide que te corrijan

“La investigación es clara: la retroalimentación rápida y frecuente tienen un gran efecto en el aprendizaje”, explican los responsables de la investigación. “Busca comentarios regulares de maestros y mentores mientras practicas un discurso importante o trabajas en una propuesta comercial crítica. Encuentra personas a las que les guste discutir sobre el lenguaje y la gramática. Ellos te ayudarán a perfeccionar tu inglés”.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios